Monday, 26 de October de 2020

Lunes, 20 Junio 2016 01:34

Alcalde de San Pedro: policías se siguen echando su coyotito

Uniformados solicitan cambiar turno a 24x24 para trabajar, pero les es negado. Edil José Juan Espinosa argumenta que la propuesta de los elementos de Seguridad es inviable y les reprocha sobre las quejas ciudadanas por quedarse dormidos

  • Luisa Tirzo / San Pedro Cholula


Policías municipales de San Pedro Cholula solicitaron al alcalde José Juan Espinosa Torres modificar las jornadas laborales de 12 horas de trabajo por 12 de descanso, a 24 por 24, con el argumento de que los efectivos ya no conviven con sus familias; no obstante, el edil respondió que no era viable ya que no trabajan todo el tiempo, pues se la pasan “echando sus coyotitos”.


Después de la entrega de reconocimientos a Antonio Cruz Bonilla y Miguel Reyes, policías baleados la madrugada del 13 de junio en Santa María Acuexcomac, los elementos pidieron al alcalde regresar a los turnos de un día de trabajo por uno de descanso.


“Me dirijo como policía y ser humano, todos lo hacemos con vigor y dedicación, no siempre estamos al 100 por ciento, somos seres humanos. Vamos a hacer un compromiso de pedir y poder dar, vamos a hacer un esfuerzo del 110 por ciento para que la ciudadanía tenga la seguridad que requiere”, expresó uno de los policías.


Ante esta solicitud el alcalde respondió: “Es humanamente imposible que una persona aguante 24 horas, en la práctica se echan su coyotito muy seguido. A pesar de que hace un año que se modificó el horario todavía recibo fotos de compañeros que se están echando una siesta. Recuerdo una imagen que circuló en las redes sociales, de la zona arqueológica, donde tuve que salir a decir que se trataba de un policía de la montada de San Andrés Cholula, pues se duermen hasta en el caballo”, respondió.


Espinosa Torres comentó que hay un déficit alto de elementos, máxime en las juntas auxiliares como Santiago Momoxpan y comentó que para una población de más de 130 mil habitantes sólo cuenta con 152 policías y 90 guardias ciudadanos.