Friday, 23 de October de 2020

Martes, 26 Julio 2016 01:41

Tlalancaleca: disputa de la plaza deja un chupaducto muerto

En el lugar fue localizada una camioneta calcinada y una toma clandestina. Se prevé que en la zona fueron abastecidas más camionetas, ya que se encontraba el rastro de gasolina regada; hasta el momento no se ha concretado la presencia del Ejército.

  • Staff / San Martín Texmelucan


Un presunto chupaducto muerto identificado como César Olarte, una camioneta calcinada y la localización de una toma clandestina es el saldo de un enfrentamiento entre delincuentes de la zona en San Matías Tlalancaleca que se disputan la plaza entre las bandas.


Alrededor de las 8:00 horas de este lunes, se recibió el reporte de una camioneta calcinada y varias personas lesionadas en la carretera que conecta a San Francisco Tláloc con la cabecera municipal San Matías Tlalancaleca, lo que generó una intensa movilización por parte de efectivos municipales y paramédicos de la unidad de Suma 146.


Los uniformados confirmaron el hallazgo de la camioneta calcinada tipo Dodge con placas de circulación RU45803, la cual contaba con dos estructuras de bidones;  además, al fondo de una barranca se localizó el cuerpo de un hombre.


También fue localizada una toma clandestina a 10 metros de la camioneta incendiada y se logró ver al fondo de un barranco una manguera con la que se presume habrían sustraído el combustible de los ductos de Pemex. Al lugar llegó personal de la Fiscalía General del Estado de Puebla para realizar el levantamiento del cuerpo.


Cabe señalar que se presume que ésta no fue la única camioneta que entró a cargar el combustible robado, ya que en el lugar se encontró rastro de combustible regado por la carretera que conecta a las dos comunidades.


A pesar que las autoridades municipales y auxiliares han pedido la presencia del Ejército Mexicano hasta el momento no se ha concretado y la presencia de los delincuentes continúa, así como las amenazas hacia el alcalde de Tlalancaleca, Joel Díaz, quien aseguró que si detecta algún vínculo entre policías y chupaductos no sólo destituirá a los elementos, sino también los pondrá a disposición de las autoridades federales.