Tuesday, 27 de October de 2020

Martes, 16 Agosto 2016 02:57

Sin fecha, rehabilitación de planta tratadora de agua en Texmelucan

Esperan la validación del proyecto por parte de la Conagua y los recursos necesarios para ejecutarlo. El Sosapatex se encuentra en un círculo vicioso, ya que trimestralmente paga una multa de 400 mil pesospor realizar descargas de agua sin tratar, dinero que podría ser utilizado para el mantenimiento de la planta.

  • Héctor Tenorio / San Martín Texmelucan



La planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en la comunidad de San Lucas Atoyatenco, perteneciente al municipio de San Martín Texmelucan, continuará sin funcionar por tiempo indefinido, luego que el director de Sosapatex Raymundo Martínez Monte reconociera que están a la espera de que Conagua valide el proyecto para su rehabilitación y se cuente con los recursos para ejecutarlo.



Explicó que la tratadora dejó de operar desde hace más de cinco años por algunos problemas legales, los cuales ya fueron solventados por las administraciones anteriores.



Sin embargo, luego de aplicar un programa de restauración en equipos y motores, “posteriormente me informaron que venía otra etapa que le llamaban Rehabilitación Operación y Estabilización de la planta, en donde la Secretaría de Infraestructura lanzó la licitación y se entregó a una empresa, la cual realizó el proyecto y se envió para su validación a la Conagua, después de subsanar algunas observaciones, se espera la nueva aprobación y que a su vez esta dependencia tenga los recursos disponibles para rehabilitar”, dijo Martínez Montes.



Destacó que San Martin Texmelucan ha pagado varios millones de pesos a la Conagua por realizar descargas de aguas sin tratar, ya que la rehabilitación de la planta tratadora no se ha concretado.



El director del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Texmelucan detalló que anteriormente se pagaba alrededor de 120 a 150 mil pesos trimestrales, sin embargo, al cambiar las reglas de Conagua, el año pasado el pago era de entre 300 y 350 mil pesos, “pero este año estamos pagando alrededor de 400 mil pesos, esto por tirar las aguas sin tratarlas adecuadamente”.



“Nosotros teníamos pensado que los recursos que se pagaron se podían haber aplicado en la propia operación de la planta, como lo es el pago de la energía eléctrica, de reactivos, así como de personal”, puntualizó Raymundo Martínez.