Saturday, 24 de October de 2020

Viernes, 21 Octubre 2016 02:36

Madre de #LadyCaín se aferra a la vida, mejora su estado de salud

Enriqueta Martínez podría salir del hospital este fin de semana. Familiares revelaron que la mantiene con vida el hecho de proteger a sus cinco hijos tras la embestida legal de la diputada Sara Chilaca, quien pretende dejarlos fuera de la herencia que dejara su esposo

  • Luisa Tirzo / San Pedro Cholula


La señora Enriqueta Martínez, madre de la diputada local Sara Chilaca Martínez, se aferra a la vida y ha reportado una mejoría en su salud, luego de la recaída que la llevó a ser internada hace ocho días, tras la disputa por la herencia que mantiene su hija mayor contra cinco de sus siete hermanos, de quienes ha encarcelado a una.


Familiares de la octogenaria revelaron a CAMBIO Regionales que Enriqueta Martínez se aferra a vivir, ya que quiere tratar de defender a sus hijos Marisol, Araceli, Yesenia, Joselito y Fermín, luego de la embestida legal que ha emprendido Sara tras la muerte de su esposo, Juan Chilaca Arenas.


“Enriqueta es una señora muy fuerte, una madre ejemplar, que hasta en estos momentos nos da lecciones del amor tan inmenso que tiene una madre por sus hijos, pues ella teme morir y que la Sara le quite a todos sus casas, pues el último deseo de su esposo, Juan Chilaca, fue que la herencia se repartiera de manera equitativa”, comentó uno de los sondeados.


Sin precisar el estado de salud, confiaron en que el pronóstico es bueno y podría salir del hospital el próximo fin de semana, debido a que en estos días ha reportado mejoría. No obstante mantienen el temor de que las fuertes impresiones por la disputa que mantiene #LadyCaín, le provoque una nueva recaída.


 


“Ella no quiere verlos pelear y menos por los bienes que hizo su esposo en vida… se los adjudique la más ambiciosa e ingrata de sus hijas, la diputada local (…) Sólo nos queda esperar y que se mantenga así, y posiblemente el fin de semana ya esté a nuestro lado. Sólo tenemos miedo de otra irrupción violenta de la Sara aquí en el hospital, como el otro día, cuando su esposo y su hija golpearon a sus hermanas para entrar a la fuerza a verla”, concluyó.