Wednesday, 28 de October de 2020

Martes, 08 Noviembre 2016 02:13

Pemex regresa a limpiar zona de desastre ecológico en Coronango

Desde ayer con pipas y maquinaria comenzaron el retiro de crudo en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán. A casi cuatro meses de la mega fuga, vecinos afectados exigen al gobierno de Hermelinda Macoto que en esta ocasión se cerciore de que la paraestatal sí concluya el saneamiento

  • Luisa Tirzo / Coronango


A diez días de cumplirse cuatro meses de la mega fuga de crudo que se suscitó por una ‘ordeña’ al oleoducto Nuevo Teapa-Venta de Carpio, a la altura de la avenida Emiliano Zapata y la nueva autopista a Tlaxcala, en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán, Petróleos Mexicanos (Pemex) reanudó los trabajos de limpieza que abandonó una semana después del incidente.


Este lunes, una cuadrilla de Pemex se instaló en los predios afectados en ambos lados de la carretera que conduce a Tlaxcala. Con apoyo de pipas y maquinaria comenzaron el retiro del crudo y en algunos casos, de la tierra contaminada.


Personal de la paraestatal comentó que laborarán en la zona al menos un par de semanas, pues parte del combustible fue absorbido por la tierra, la cual tienen que retirar para que se logre el saneamiento.


Hay que recordar que durante cuatro días, después de la fuga del 18 de julio, personal de la paraestatal permaneció en la zona en labores de limpieza, sin embargo no fue suficiente, pues en los predios divididos por la nueva autopista a Tlaxcala se formaron dos lagunas de color negro que desprendían un fuerte olor a petróleo, provocando dolores de cabeza, vómitos y mareos a los lugareños.


Residentes del fraccionamiento Paseos del Roble, ubicado a escasos 20 metros de los ductos, comentaron que tras la fuga no hacen su vida como de costumbre, ya que sufren molestias físicas y no han podido consumir ni utilizar el agua de las cisternas dado que está contaminada; asimismo, la zona recreativa con alberca está inhabilitada por la contaminación.


Comentaron que inicialmente la paraestatal se dijo dispuesta a reparar el daño a sus vehículos y viviendas, pero se negó a realizar la limpieza de los predios argumentando que ya la habían hecho.


Mencionaron que a la mayoría de los afectados no se les han pagado los gastos que generó el desalojo de sus hogares y la limpieza de sus tanques, cisternas, vehículos y demás por la contaminación que provocó la fuga de crudo la madrugada del 18 de julio.


Exigieron a Pemex que limpien al 100 por ciento la zona, pues ya han sufrido mucho por el desastre ecológico y pidieron al Ayuntamiento encabezado por Hermelinda Macoto cerciorarse de que concluya el saneamiento, puesto que es su obligación velar por su municipio.