Monday, 19 de October de 2020

Viernes, 05 Febrero 2016 14:17

INAH deja plantados a defensores del patrimonio de Cholula

En conferencia de prensa mostraron documentos del Inah en los que esta dependencia señala  “no haber  emitido ningún visto bueno de obra en áreas de monumentos arqueológicos o en que se presuma su existencia  a favor del ayuntamiento de San Andrés Cholula y o gobierno del estado de Puebla. 

  • Jesús Rivera


San Pedro Cholula, Pue.-  Los opositores a las obras del parque de las “Siete Culturas” que el gobierno del estado realiza en el entorno de la Pirámide de Cholula, fueron plantados por autoridades del  Instituto Nacional de Antropología e Historia (Inah) Federal, quienes no llegaron a la reunión que tenían programada para hacer un recorrido por el área afectada. 


 


Los grupos defensores del patrimonio arquitectónico e histórico de Cholula, a través del Antropólogo, Julio Glockner, señalaron que la ausencia de los funcionarios lleva implícita la complicidad del Inah en lo que es la destrucción de parte de la zona arqueológica protegida por el decreto de presidencial de 1993.


En conferencia de prensa mostraron documentos del Inah en los que esta dependencia señala  “no haber  emitido ningún visto bueno de obra en áreas de monumentos arqueológicos o en que se presuma su existencia  a favor del ayuntamiento de San Andrés Cholula y o gobierno del estado de Puebla  de enero 2014 al 30 de noviembre  de 2015  para realizar obras públicas  en el polígono protegido  por decreto presidencial de 1993”. 


Representantes “Cholula Viva y Digna”, así como de académicos,  Sindicato del Inah, e investigadores,   que participan en este movimiento demandan al Inah federal la cancelación total del parque de las “Siete Culturas”.


 


Asimismo, piden que cese la represión contra investigadores del Instituto y que la perito, Sonia Espinosa,   trabajadora del Inah Puebla,  despedida recientemente por participar en este movimiento de defensa del patrimonio de Cholula.  “Creemos que esto tiene un trasfondo político ya que su despido obedeció a  su postura de apoyo al movimiento cholulteca. No es la única profesional que ha sufrido los embates políticos por parte del Instituto y  en específico de la Delegación de Puebla.