Friday, 23 de October de 2020

Jueves, 31 Marzo 2016 11:15

Panteones irregulares prevalecen en Atlixco

Al no tener vigilancia pueden prestarse para diversos actos ilícitos, como la exhumación de restos sin el consentimiento de sus familias.

  • Yessica Ayala


Atlixco, Pue.- En este municipio hay panteones irregulares que no sólo provocan problemas de contaminación, sino que al no tener vigilancia pueden prestarse para diversos actos ilícitos, como la exhumación de restos sin el consentimiento de sus familias.


 


Datos del área de servicios público revelaron que existen 33 panteones, de los cuales sólo dos se encuentran regularizados y trabajan bajo el reglamento de panteones que tiene el Ayuntamiento.


El resto de los camposantos se rige por usos y costumbres de los pueblos y no hay quién los vigile ni los regularice, así lo comentó Roberto López López, Director de Servicios Públicos de Calidad, quien comentó que estos lugares se rigen por las autoridades auxiliares o comunales de las juntas auxiliares.


 “Son panteones que han trabajado desde su inicio administrados por la autoridad de la comunidad y este designa al encargado del panteón. Ellos en base a sus usos y costumbres dan el servicio de inhumación a sus difuntos, en algunos panteones no existen fosas temporales”.


La creación de dichos panteones en las comunidades se debe a que las personas no tenían cómo trasladar a sus difuntos, así como también el ahorro de dichos trámites para la inhumación del cuerpo.


López López dijo que hasta el momento el panteón de la comunidad de Huiaxtla  es el que cumple con todas los reglamentos en orden desde el permiso del uso de suelo hasta el  impacto ambiental.


Cabe mencionar que se lleva a cabo la regularización de fosas en el panteón municipal debido a que es insuficiente el espacio, lo que hizo que crearan otro panteón en mártires de Chinameca, que es como se le conoce.


 


Asimismo, llevan a cabo la notificación a los familiares para que acudan a realizar el pago de su fosa o de lo contario será exhumado el cuerpo.