Saturday, 24 de October de 2020

Martes, 05 Abril 2016 01:39

Llueve ceniza y gravilla caliente en poblaciones aledañas al Popo

En las últimas 24 horas, presenta 96 exhalaciones y cinco explosiones. El gobierno estatal informó que se mantiene el radio de 12 kilómetros de restricción en las poblaciones cercanas al volcán

  • Jesús Rivera / San Nicolás de Los Ranchos


En municipios aledaños al volcán Popocatéptl se registró la precipitación de gravilla caliente y ceniza el día de ayer, luego de que en las últimas 24 horas se intensificara la actividad del coloso como registros sísmicos.


En total, según el último reporte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), se identificaron 96 exhalaciones y cinco explosiones, hecho que generó en un inicio caos entre algunos pobladores, pero Protección Civil federal y estatal determinaron que no era necesario un desalojo y que se trataba de una actividad normal, por lo que se mantiene en fase amarilla dos.


Generó una columna de ceniza de 2 kilómetros de altura por encima del cráter, que se desplazó con dirección al noreste. Asimismo, se observó la caída de fragmentos incandescentes, principalmente en las laderas este y sureste a una distancia aproximada de 3.5 km, debido a esto se generaron algunos incendios en la parte alta del bosque.


“Fue una explosión tremenda, seguida de una lluvia de gravilla caliente y continuos tremores, lo que vivimos los habitantes de esta comunidad, los de Xalitzintla y San Nicolás de Los Ranchos, que son las poblaciones más cercanas al volcán Popocatépetl”, dijo Eugenio Sandre Popoca, presidente de Yancuitlalpan, junta auxiliar de San Nicolás de Los Ranchos.


Lo mismo ocurrió en San Pedro Benito Juárez, donde la ceniza llegó hasta Huejotzingo.


El gobierno estatal informó que se mantiene el radio de 12 kilómetros de restricción en las poblaciones cercanas al volcán.


El gobernador Rafael Moreno Valle, y del titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG) Diódoro Carrasco Altamirano mantienen comunicación constante con las instancias federales y municipales, para atender a la población en caso de una emergencia.


En caso de caída de ceniza se recomienda cubrir nariz y boca con un paño húmedo, limpiar ojos y aclarar la garganta con agua pura, tapar los depósitos de agua, lavar bien frutas y verduras, cerrar ventanas y cubrir hendiduras. Se recuerda que no se debe mojar la ceniza, sino barrerla y colocarla en bolsas de plástico. (Con información de Yéssica Ayala y Héctor Tenorio)