Sunday, 29 de November de 2020

Lunes, 06 Junio 2016 02:09

Exigen justicia en sepelio de niñas atropelladas por el transporte público

Familiares dan el último adiós a las hermanas Patricia y María de los Ángeles, de 7 y 9 años de edad. Aunque la unidad de la ruta 67 involucrada se encuentra asegurada por autoridades ministeriales de Tepeaca y se tienen los datos del chofer responsable, hasta el momento no se ha logrado ubicarlo.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


En medio de un clima de dolor e indignación por su muerte, decenas de familiares y amigos dieron el último adiós a las hermanas Patricia y María de los Ángeles Hernández Mujica de 7 y 9 años de edad, al tiempo en que exigieron a las autoridades detener al chofer de la ruta 67, responsable de atropellarlas la mañana del pasado viernes en la Carretera federal a Tehuacán.


Aunque la unidad del transporte público involucrada se encuentra asegurada por autoridades ministeriales de Tepeaca y se tienen los datos del conductor, hasta el momento no se ha logrado ubicarlo. De acuerdo con los padres de las menores no buscan una remuneración económica, sino que sólo quieren justicia en el caso.


Les dan el último adiós por las calles de Chapultepec


El cortejo fúnebre conformado por sus parientes y decenas de vecinos que desde el viernes mostraron su solidaridad para cerrar la Carretera federal a Tehuacán y exigir mejores condiciones de seguridad para los peatones tras la muerte de las pequeñas, realizaron el recorrido desde la iglesia donde fue ofrecida una misa de cuerpo presente, hasta el cementerio de la colonia Chapultepec.


Entre porras, las cajas blancas cargadas por sus allegados llevaron los cuerpos de Paty y Mari por las calles que alguna vez recorrieron y las vieron jugar. Aunque evitaron dar una postura, sus familiares coincidieron en que no hay forma de resarcir el daño aún con la detención del chofer.


Sin embargo, el padre de las niñas dijo brevemente que a pesar de que las condiciones económicas son adversas para costear incluso los gastos funerarios de sus hijas, lo único que busca es que las autoridades hallen al homicida como escarmiento ante el mal servicio que ofrecen las rutas del transporte público en la zona.


Paty y Mari víctimas de un chofer que echaba carreritas


Patricia de 7 años y su hermana María de los Ángeles de 9, salieron la mañana del viernes con su abuela para dirigirse a la rosticería en la que trabajaban por la mañana para que por las tardes pudieran ir a la escuela en la colonia Casa Blanca.


Vestidas con su uniforme y la mochila al hombro, las menores soltaron la mano de su abuela y se quedaron atrás por sólo unos pasos, con los cuales no pudieron evitar ser atropelladas por una unidad del transporte público de la ruta 67.


De acuerdo con los testigos eran tres unidades las que circulaban a toda velocidad, como es común en la zona, buscando levantar el mayor número de pasajeros sin importar en el fatídico resultado que tendría.


Sin posibilidad de frenar o evadir a las pequeñas, Paty y su hermana fenecieron al instante por estallamiento de vísceras y traumatismo craneoncefálico, por lo que comerciantes y transeúntes se acercaron de inmediato a rodear los cuerpos para evitar que fueran a ser arrollados por otra unidad.


Elementos de la Agencia del Ministerio Público de Tepeaca llegaron para hacer las diligencias de levantamiento de cadáver, mientras que paramédicos de SUMA atendieron a la abuela de las pequeñas quien quedó en shock ante lo ocurrido.


Continúa búsqueda del chofer homicida


Por el delito de homicidio culposo, personal de la agencia de la Fiscalía General del Estado giró la orden de aprehensión correspondiente en contra del chofer del camión con matrícula 79-HA-7C marca Kenworth con número económico 307, sin embargo, no ha sido posible encontrar al conductor luego de que dejara abandonada la unidad en las inmediaciones de Flor del Bosque.