Wednesday, 28 de October de 2020

Martes, 14 Junio 2016 01:48

Balacera en Acatzingo, ajuste de cuentas entre chupaductos: FGE

Trascendió que José Luis Vélez Tobles, uno de los muertos fue detenido en una bodega de gasolina robada en 2011. La Fiscalía ha solicitado la colaboración de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, por tratarse de un delito federal.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


La balacera que dejó tres muertos y 11 heridos en un campo de beisbol en Acatzingo, se debió a un ajuste de cuentas entre bandas de chupaductos de la zona, concluyó la Fiscalía General del Estado (FGE) tras identificar a uno de los muertos, José Luis Vélez Robles, quien fue detenido en 2011 durante el aseguramiento de una bodega con hidrocarburo robado en el barrio de San Sebastián Villanueva.


Según la Fiscalía, el ataque perpetrado por sujetos con armas largas a bordo de varias camionetas la tarde del pasado domingo dejó 11 heridos, aunque fuentes extraoficiales aseguran que son 15 quienes presentan heridas por proyectil de arma de fuego y permanecen internados en varios hospitales públicos y privados de la región; algunos rindieron ya su declaración ante las autoridades.


Tres muertos y 15 lesionados


Luego de que CAMBIO diera a conocer que dos sujetos que se encontraban en el campo de beisbol de Acatzingo perdieron la vida durante la balacera, éstos fueron identificadas como José Luis Vélez Robles de 37 años de edad, quien fue ejecutado con dos impactos en la frente, y Diego Mauricio Hernández Rojas de 22 años de edad; éste martes se sumó el deceso de Abel Luna Blas de 46 años de edad.


Las víctimas se encontraban junto con familiares y amigos en dicho campo de juego de la Unidad Deportiva municipal cuando varios sujetos con armas largas dispararon a mansalva en contra de ellos, dejando un saldo extraoficial de 15 personas lesionadas, aunque la Fiscalía sólo confirmó seis personas heridas por arma de fuego.


De acuerdo con los reportes policiales, personal de la Agencia Estatal de Investigaciones embaló en el campo deportivo al menos 140 casquillos percutidos de calibre 38 milímetros, disparados por armas AK-47, mejor conocidas como “cuernos de chivo”, así como de escopetas de otros calibres.


Intervendrá la SEIDO


Un día después de los hechos, al Fiscalía dio a conocer que tras desahogar las primeras pesquisas se determinó que el móvil de la agresión habría sido un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al robo de combustible en la región, dado que uno de los tres muertos había estado sujeto a proceso por ese delito en 2011.


“De acuerdo con los primeros avances de la averiguación previa, José Luis Vélez Robles quien falleció en el campo de beisbol estaría vinculado con robo de hidrocarburo, y se tiene registro de que en mayo de 2011 fue asegurado por la entonces Policía Ministerial del Estado junto con otras dos personas”


De acuerdo con datos hemerográficos, Vélez Robles fue detenido en un inmueble ubicado en la calle Rodolfo Sánchez Taboada número 711 de la colonia San Sebastián Villanueva perteneciente al municipio de Acatzingo, donde resguardaba una cisterna con 22 mil litros de gasolina robada.


Ante esto, a Fiscalía General del Estado solicitó la colaboración de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), para coadyuvar con la indagatoria ya que el delito que se persigue como móvil es de índole federal.