Monday, 19 de April de 2021

Miércoles, 06 Julio 2016 02:34

Denuncian activistas peleas de perros en la Romero Vargas

Afirman que en lo que va del año se ha tenido conocimiento de 10 casos. Alfredo Cruz Gutiérrez, presidente del Comité Ciudadano por Mi Libertad, realizó la denuncia pública y pidió apoyo a las autoridades para la atención de esta problemática.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


Activistas denunciaron que en las juntas auxiliares Ignacio Romero Vargas y La Libertad se han detectado peleas clandestinas de perros, ya que en lo que va del año se ha tenido conocimiento de 10 casos que ahora operan bajo la clandestinidad, pero sin que sean investigados por las autoridades. 


Alfredo Cruz Gutiérrez, presidente del Comité Ciudadano por Mi Libertad realizó la denuncia pública y pidió apoyo a las autoridades para atender estos casos, ya que en Puebla sigue siendo vulnerada la integridad de los animales, principalmente la de los canes, esto al tiempo en que han sido exhibidos casos como el tiradero de perros en Amozoc


“Anteriormente, en La Libertad y Pueblo Nuevo eran muy comunes las peleas de perros, ahora son clandestinas, pero sí existen. Tengo unos diez casos los que hemos encontrado. Son como mafias que ya están organizadas, como en las peleas de gallos, con lugares predispuestos. Eso es lo que estamos investigando para saber dónde y quiénes las hacen”, precisó durante la presentación del Primer “Perruchón”. 


Respecto de este evento, señalaron que se llevará a cabo los días 9, 10, 23 y 24 de junio, en el parque del Cuescomate, ubicado en la junta auxiliar La Libertad. 


Piden prevención y conciencia para el cuidado de los animales 


En torno al hacinamiento y malas condiciones en las que viven los canes en las perreras municipales, el entrenador canino Héctor Domínguez consideró que debe de haber conciencia en primer lugar por los empleados de estos centros antirrábicos para evitar que se permitan escenas como las exhibidas en redes sociales.


Asimismo, destacó que debe de haber responsabilidad de los dueños para mantener a sus mascotas y evitar que estas sean abandonadas en las calles de la capital o terminen convirtiéndose en focos de infección o perros no socializados por llevar una vida sin contacto con las personas por su confinamiento en las azoteas.