Thursday, 22 de April de 2021

Jueves, 07 Julio 2016 01:28

Cesan a médicos por muerte de menor en San Alejandro

Lauro Castillo, abogado de la delegación, explicó que tras la baja inicia el proceso de inhabilitación. Describió que Susana Sauce entró a quirófano por un cuadro de apendicitis pero un error del anestesiólogo le causó muerte cerebral.

  • Ixchel Rivera / @Ixchelrm


Dos médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) serán dados de baja este jueves tras comprobarles responsabilidad en la muerte de la menor Susana Sauce, quien ingresó a un quirófano en San Alejandro por apendicitis pero ya no salió viva hace un mes, confirmó el abogado de la delegación, Lauro Castillo.


En un inicio estuvieron en proceso de investigación tres trabajadores: un anestesiólogo de 24 años de experiencia, un cirujano y un médico tratante, pero el departamento de Control Interno concluyó que sólo los dos primeros cayeron en negligencia.


En entrevista, el funcionario explicó que tras la baja se inicia un proceso de inhabilitación contra los empleados


“El anestesiólogo cometió algunos errores que dieron lugar a que la menor sufriera un paro para lo que recibió reanimación que le originó un edema cerebral (…) debido a que las condiciones adversas no fue posible realizarle una segunda intervención, porque ya tenía muerte cerebral, y era innecesaria practicarla, se fue a terapia intensiva y falleció”, relató Castillo.


 “A pesar de que el Contrato Colectivo de Trabajo estipula que por sus años de antigüedad el anestesiólogo no puede ser rescindido por cualquier causa, únicamente por causa grave y por lo tanto hoy será  notificado el cese de sus funciones”, dijo.


IMSS obligado a pagar indemnización


De acuerdo con la ley, el IMSS deberá reparar el daño a los padres de Sauce Tlache con 2 mil 500 días de salario mínimo que significan 178 mil pesos de indemnización y el litigante aseguró que la dependencia les otorgará una cifra mayor a lo estipulado.


Lauro Castillo aclaró que el Instituto no está facultado para interponer una demanda penal en contra de los dos doctores, pero en caso que los familiares así lo decidan ellos estarán en plena disposición de colaborar facilitando las pruebas que solicite la Fiscalía, para determinar si hay o no responsabilidad penal.


Lauro Castillo aseguró que se trata de un hecho aislado, producto de un error humano por el que el IMSS asumirá las consecuencias y aseguró que la destitución de los doctores es el inicio del proceso para su inhabilitación siendo una muestra del trabajo del órgano de control.