Friday, 30 de October de 2020

Viernes, 08 Julio 2016 02:42

Balean a gasero en La Resurrección

El repartidor de Gas Uno fue despojado de 3 mil pesos además de recibir un tiro en el abdomen. Su compañero intentó salvarlo, camino al hospital en la unidad cargada con tanques de gas se encontró con paramédicos que atendían a albañiles sepultados que fueron rescatados.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


De un disparo en el abdomen falleció un repartidor de la empresa Gas Uno luego que un asaltante lo despojara de aproximadamente tres mil pesos mientras hacía su trabajo en la colonia 2 de Marzo de la junta auxiliar La Resurrección, en el municipio de Puebla. 


El asalto a este gasero causó gran revuelo ya que en el afán de su compañero por salvarle la vida, lo trasladó en la unidad con tanques de gas a un nosocomio hasta que se encontró sobre la carretera a La Resurrección se encontró con paramédicos de SUMA que atendían un percance de trabajadores heridos en una obra; sin embargo, no fue suficiente la atención para salvarle la vida. 


Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:00 horas, y la víctima, Adolfo Pérez de 28 años de edad, se encontraba repartiendo tanques de gas junto con su compañero cuando un par de asaltantes los interceptó para quitarles el dinero. 


Sin oponer resistencia, entregaron a los ladrones entre tres mil cinco mil pesos, producto de las ventas del día. Cuando los asaltantes se disponían a huir, uno de ellos regresó y disparó a quemarropa contra Adolfo a la altura del abdomen. 


Adolfo fue atendido de inmediato y trasladado por los rescatistas de emergencia al Hospital de Traumatología y Ortopedia “Rafael Moreno Valle”, de la Secretaría de Salud (SSA) estatal pero falleció más tarde. 


Sobreviven albañiles sepultados 


En lo que respecta a los trabajadores de la construcción que resultaron con lesiones menores tras caerles tierra y materiales mientras trabajaban sobre la carretera a La Resurrección. Los cuerpos de emergencia descartaron que tuvieran heridas internas ya que la tierra sólo cubrió la mitad de su cuerpo.


Esto permitió que sus compañeros los ayudaran a salir y así sufrieran otro tipo de daños, por lo que después de unos minutos continuaron las obras de pavimentación para el camino que se construye para conectar con la Autopista Puebla-Orizaba.