Saturday, 24 de October de 2020

Miércoles, 19 Octubre 2016 02:41

Chema rompe el silencio desde la cárcel: temo por mi vida

El presunto asesino de Paulina Camargo no habla de cómo fueron los hechos del pasado agosto 2015. El joven narra que a los dos meses de haber ingresado al Cereso de San Miguel, reos lo iban a vista a su celda para amenazarlo

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


Desde el penal de San Miguel en donde lleva casi 14 meses, José María “Chema” Sosa Álvarez teme morir antes de recuperar su libertad, ya que asegura que fue amenazado de muerte por familiares y enviados de la familia de Paulina Camargo Limón, quien fuera su novia y madre del hijo que esperaban hasta que ella desapareció en agosto de 2015.


“Prácticamente desde que ingresé, a los dos o tres meses siguientes me iban a visitar (otros reos) a mi celda de dos a tres veces por semana con tijeras. Buscaban a José María y decían que iban buscando al que mató a su prima Paulina, pero después, esto se calmó y ya podía andar solo con más tranquilidad”, relató.


Sin embargo, las intimidaciones en su contra arreciaron en los últimos días luego que la semana pasada, los padres de Paulina estuvieran por primera vez en una comparecencia del caso en donde se le acusa como el presunto feminicida de la joven.


Acompañado de su padre y su abogado, desde el patio del Cereso de San Miguel, “Chema” asegura temer por su vida, razón por la que decidió dar su versión a algunos medios de comunicación aunque evitó responder preguntas sobre lo que pasó ese 19 de agosto con la joven que esperaba un hijo suyo, ya que a la fecha, no se ha encontrado un cadáver que demuestre que esté muerta.


Fue el pasado miércoles 12 de octubre cuando se realizó una audiencia de desahogo del recurso de revisión 189/2016 por el amparo de dilación de las investigaciones. Aunque los familiares de Paulina nunca habían asistido a una, ese día sí lo hicieron presuntamente previo aviso del juez Manuel Santamaría Sánchez, denunció el abogado defensor.


Durante el desarrollo de la audiencia Víctor Camargo, tío de Paulina, amenazó en más de una ocasión a Chema: “Me decía: ‘¿te acuerdas de mí?, te voy a mandar a madrear’, también decía que ‘no vas a salir de aquí –del Cereso– hasta que se nos hinchen los huevos’, entre otros insultos”.


Según su versión, María del Rocío Limón, madre de Paulina, también lanzó insultos en su contra tales como: “te van a traer a pan y verga”, además de amenazarlo con que “no la iba a librar”


“No puedo andar solo, por mi seguridad”


Chema no muestra signos de cansancio, sonríe cuando ve a su padre y platica con personas ajenas a su encierro. Sin embargo, su semblante cambia cuando explica que nuevamente tiene que andar acompañado de otros internos a fin de salvaguardar su integridad, ya que teme que así como lo hicieron en un principio, la familia de Paulina pueda ‘contratar’ a algún preso para agredirlo.


A pesar que ‘Chema’ tiene condición física por ser un deportista de la disciplina Tae-Kwon Do, no puede ocultar su miedo de sufrir una agresión que incluso le arrebate la vida antes de conseguir su libertad. Asegura que hay “jerarquías” en el Cereso que no se pueden corromper y que la vida dentro del Cereso se rige ante el mejor postor.


Durante la entrevista, Chema es vigilado por otros internos cuando detectan la presencia de personas extrañas, por lo que pide no hacer contacto visual y se limita a hablar de su caso.


En diciembre podría salir libre: abogado


Frente a ‘Chema’, su abogado se abstuvo de dar una fecha posible de liberación, sin embargo, afuera de las paredes del Cereso el defensor señaló que luego que los juzgados federales rechazaron el recurso de revisión al amparo interpuesto por la Fiscalía por dilación, el caso podría resolverse a más tardar en la primera quincena de diciembre.


Precisó que incluso la Fiscalía no ha dado muestras de tener más evidencias contundentes que permitan refutar la inocencia de José María, ya que en caso de ser liberado, las líneas de investigación cambiarían de rumbo a fin de esclarecer la desaparición de Paulina.