Miercoles, 22 de Septiembre del 2021

La huachicultura se extiende por los municipios

La huachicultura se extiende por los municipios
Jueves, 02 Febrero 2017 02:12
Héctor Tenorio y Javier Rodríguez

En Texmelucan piden vestimenta para el ‘Niño Huachicolero’. El fenómeno del huachicol sigue expandiéndose por los municipios de Puebla, no sólo en los que componen el Triángulo Rojo, sino también en los de otras localidades, donde poco a poco se normalizan estos hábitos y costumbres de carácter ilícito



La ‘huachicultura’ no cesa de extenderse por los municipios donde es común el robo de combustible, no sólo del Triángulo Rojo. En San Martin Texmelucan con motivo del Día de la Candelaria, algunos feligreses desean ver de ‘Niño Huachicolero’ al ‘Niño Dios’, mientras que en Tecamachalco a través de las redes sociales se vende una serie de juguetes alusivos a las camionetas que transportan bidones de combustible robado.


En Texmelucan, previo a la celebración de la Candelaria, los texmeluquenses solicitan atuendos del ‘Niño Huachicolero, como la comerciante Josefa Juárez Juárez, quien explica la frecuencia con la que muchos clientes piden esta vestimenta para la imagen.


La vendedora dijo que el 100 por ciento de los 31 comerciantes instalados sobre la calle Juárez, confeccionan vestimentas tradicionales y descartó que lleguen a cumplir estas excéntricas demandas.


Cabe señalar que Cambio Regionales dio a conocer el pasado mes de julio del 2016, que ante el incremento del robo de combustible en Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Palmar de Bravo y Acajete, zona denominada como el Triángulo Rojo, apareció la imagen del ‘Santo Niño Huachicolero’, semejante al ‘Niño de Atocha’, sólo que en lugar de tener un báculo y flores tiene bidones y una manguera.


En feis venden camionetitas huachicoleras


En Tecamachalco, a través de las redes sociales crece el fenómeno de la cultura del huachicol, ya que ahora venden camionetas de juguete que simulan cargar bidones de combustible, a un costo de 800 pesos.


A través de los grupos de compra–venta de diferentes productos, circula la imagen de una camioneta de juguete a control remoto con las características propias de las usadas por las bandas dedicadas al robo de combustible, con bidones de combustible en la batea.


En el anuncio se especifica que son ‘camionetas huachicoleras’ que contienen los aditamentos característicos de dichas unidades.


Estos productos cada vez se hacen más populares en los municipios que comprenden la franja donde continuamente se registra el robo de combustible, a los que también se unen corridos musicales y el estilo de vida.