Miercoles, 22 de Septiembre del 2021

Por falta de operativos, huachicol opera en zona de Cholula y el Popo

Por falta de operativos, huachicol opera en zona de Cholula y el Popo
Domingo, 13 Agosto 2017 15:08
Staff / Cholula

En una decena de municipios se comercializa el combustible de procedencia ilícita. Los chupaductos aprovecharon la ineficiencia de Policías Municipales y ya tienen presencia en el área metropolitana y franja del Volcán.



Aprovechando la ineficiencia de las Policías Municipales y la casi nula presencia del Ejército Mexicano, en menos de dos años, el huachicol se extendió a una decena de municipios ubicados dentro de la zona metropolitana y el cinturón del volcán Popocatépetl donde el litro de combustible de procedencia ilícita, es comercializado a 12 y 13 pesos, mientras que en la zona del Triángulo Rojo es vendido hasta en 14 pesos el litro.  


Se trata de los municipios de Coronango, Cuautlancingo, Xoxtla, Tlaltenango, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, San Buenaventura Nealtican, San Jerónimo Tecuanipan y San Nicolás de los Ranchos.


Hasta hace unos años, los municipios contemplados como ‘foco rojo’ por la venta de combustible robado eran; Tepeaca, ­Acatzingo, Quecholac, Tecamachalco, Palmar de Bravo, Tlacotepec de Benito Juárez, Serdán, Esperanza, Amozoc, ­Tochtepec, Huixcolotla, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, Santa Rita Tlahuapan, y Huejotzingo.


Camuflajeado como pipas de agua, por pedido, trasladado en pequeñas cantidades en vehículos compactos, y escondido en talleres mecánicos, es como se distribuye en estas zonas el combustible que es ‘ordeñado’ ilegalmente de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).


A diferencia de sus homólogos, el alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, es el único que ha reconocido dicha actividad en su localidad. Incluso ha evidenciado que el combate al huachicol en los municipios ubicados dentro del Triángulo Rojo derivó en la expansión de dicha actividad a los municipios de la zona metropolitana.


El regidor de Gobernación de San Andrés Cholula, Fausto Rojas Romero también ha admitido la venta de huachicol en cantidades que consideró pequeñas. Informó que en lo que va del año, se han realizado dos aseguramientos de unidades que trasladaban bidones con menos de mil litros.


El costo del huachicol se ha elevado en los últimos meses pues en enero se encontraba entre cinco y hasta ocho pesos en la zona del Triángulo Rojo, mientras que actualmente el propio mandatario estatal, Antonio Gali ha evidenciado que el precio se ha disparado hasta 14 pesos el litro.


Tlaltenango: bodega del huachicol


De acuerdo con datos de la misma población, Tlaltenango siempre ha sido considerado un municipio en donde se alojan o esconden los delincuentes que son ocupados por bandas delictivas o el crimen organizado para cometer fechorías y resguardar hidrocarburo y vehículos robados.


No fue hasta el pasado 26 de enero, tras la explosión de una bodega clandestina de hidrocarburo robado, que la población se atrevió a evidenciar que en esta pequeña localidad de 10 mil habitantes hay más de una docena de bodegas de huachicol que es distribuido en Tlaxcala, México y Puebla.


En Tlaltenango es rara la comercialización de combustible ilícito. Habitantes refieren que hay por lo menos una decena se deshuesaderos, donde se desmantelan los vehículos robados en varios puntos de la Entidad para luego distribuir las piezas y venderlas en zonas como la 46 Poniente.


Huachicoleros evaden Arco de Seguridad por rutas de Xoxtla 


Escoltados por la policía municipal, huachicoleros transportan el combustible robado por San Miguel Xoxtla con el fin de burlar el Arco de Seguridad que se ubica sobre la Autopista México-Puebla a la altura de Santa Ana Xalmimilulco.


Mientras el alcalde Miguel Ángel Hernández se ha dedicado a minimizar el problema del huachicol, y rechazado que en el municipio se ‘ordeñe’, venda o traslade el hidrocarburo robado, versiones de la población señalan que en los últimos dos años ha aumentado la actividad de los llamados huachicoleros. 


A decir de los sondeados, los huachicoleros tienen dos rutas por este municipio para el traslado del hidrocarburo robado, una de ellas es por la Avenida Domingo Arenas y Tlaltenango, municipio en donde se almacena el combustible en casas de seguridad.


La segunda ruta, es para transportar el huachicol al Estado de Tlaxcala y a la Ciudad de México. Los delincuentes bajan de la autopista a la altura de Xoxtla, y toman la carretera a Santa Águeda, pasan las industrias IACNA y la Metalúrgica de México, se dirigen a Tetlatlahuaca, cruzan por varias comunidades pertenecientes a Tlaxcala hasta llegar a la capital, o llegan a San Martín Texmelucan en donde toman la federal a México para llegar a esa ciudad.


En Coronango comercializan huachicol a 12 y 12.50 pesos el litro


A diferencia de la central de abastos de Huixcolotla, en donde los huachicoleros comercializan a plena luz del día y de manera “descarada” el combustible, en Coronango, se guarda mayor discreción, pues por seguridad no venden a desconocidos. El precio del hidrocarburo oscila entre los 12 y 12.50 pesos el litro.


Aunque la alcaldesa Hermelinda Macoto, ha rechazado colusión de sus policías con las bandas dedicadas a la ordeña y distribución del combustible robado. Campesinos y lugareños de San Francisco Ocotlán, presumen que, si existe complicidad, incluso desde la presidencia municipal.


En el transcurso del 2016 se dio a conocer por los medios, el aseguramiento de una veintena de pipas y camionetas que trasladaban combustible de dudosa procedencia, tres tomas clandestinas y tres detenidos. Y en lo que va del 2017, no se ha reportado un solo aseguramiento.


Disfrazado de talleres mecánicos, operan en Cuautlancingo


Además de ser una de las rutas del trasiego del hidrocarburo robado, en Cuautlancingo se comercializa en establecimientos que son disfrazados de talleres mecánicos, a donde llegan los clientes presuntamente a arreglar sus unidades, pero se les abastece de combustible.


El precio por litro de combustible oscila entre los 11 y 12 pesos, y también se distribuye en supuestas pipas de agua.


En Cholula opera huachicol, y aumentó robo de camionetas


Procedente de Coronango, en la junta auxiliar San Diego Cuachayotla de San Pedro Cholula, se comercializa el llamado huachicol a 12 pesos el litro. La ruta por donde es transportado el combustible, incluye la avenida 5 de febrero, donde se encuentra la casa de la alcaldesa de Coronango, Hermelinda Macoto. 


A decir del edil cholulteca, la falta de policías en las juntas auxiliares, permite que los llamados huachicoleros pueden transitar sin ningún problema.


Se dijo preocupado por el aumento del robo de camionetas en San Pedro Cholula, pues –dijo- en los últimos 4 meses se ha reportado el robo de 40 vehículos, en su mayoría camionetas y camiones, de los cuales se han recuperado 17 unidades. 


Llegada de huachicol a zona del volcán, preocupa a habitantes por aumento de secuestros


En los municipios cercanos al volcán Popocatépetl, además de detectar la presencia del huachicol, se incrementaron los robos y se han comenzado a suscitar delitos que antes no se daban, tales como los secuestros y extorsiones.


Habitantes e incluso cabildantes de los municipios de San Buenaventura Nealtican, San Jerónimo Tecuanipan y San Nicolás de los Ranchos, reconocen que ya es una realidad la invasión de los huachicoleros en esta zona, pese a los recorridos ocasionales que hace la Policía Estatal.


El hidrocarburo se comercializa a trece pesos el litro de combustible en esta zona. El monto y los litros completos, motivan a algunos lugareños a comprar el combustible extraído de manera ilegal de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).


No obstante, la llegada del huachicol en esta zona, también se ha reflejado en el aumento de los robos y secuestros, por lo que la población se encuentra temerosa, pues consideran que sus municipios no tienen elementos de la Policía Municipal capacitados y con el armamento necesario, para hacer frente a este tipo de delincuentes.


Tecuanipan y Nealtican, temen por secuestros


Al menos dos secuestros y decenas de llamadas de extorsión, se han suscitado en el municipio de San Buenaventura Nealtican. El temor de la población por esos hechos, es reflejado en lonas que han colocado en algunas fachadas, en las que se lee; “Vecino de Nealtican, si llaman a tu puerta, no te confíes y mandes a los niños a abrir. Puede ser un ratero. No abras la puerta a personas que no conozcas”.


“La Seguridad es de todos, es necesario que todos estemos alertas. No abras la puerta a personas desconocidas. Pide ayuda al tel.: 2780019 o WhatsApp…”. 


Cabildantes admitieron que existe la comercialización del huachicol, aunque aseguraron, en los operativos que ha realizado la Policía Estatal, no ha detenido a nadie ni ha encontrado nada.


En Tecuanipan, se ha suscitado un secuestro y un intento, lo cual ha puesto en alerta a los habitantes, quienes aseguran, antes no habían visto este tipo de delitos.


Huachicol también opera en el Parque Nacional Izta-Popo


Ante las miradas de elementos de la Policía Estatal y de montaña del Estado de México, presuntos huachicoleros comercializan el combustible robado en el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl. En esa zona, elementos de la Marina también realizan recorridos.


Turistas, campesinos y transportistas de las comunidades poblanas, son los principales clientes de los huachicoleros que comercializan al menudeo y mayoreo, el combustible que presuntamente proviene de Chalco Estado de México.


El combustible comercializado entre 12 y 13 pesos el litro, es transportado en camionetas de tres toneladas, algunas con los vidrios polarizados. Las viejas unidades, permanecen en el estacionamiento del parque nacional, y son vigiladas por hombres que llegan en motocicletas, cuatrimotos e incluso camionetas de lujo.