Jueves, 24 de Septiembre del 2020

Empresario deslinda de extorsión a funcionaria de Cuautlancingo

Empresario deslinda de extorsión a funcionaria de Cuautlancingo
Jueves, 12 Octubre 2017 22:28
Luisa Tirzo / Cuautlancingo

El constructor Luis Alberto Linares señala que un empleado del Ayuntamiento le dio una licencia falsa y por ello denunció. Aclara que la directora de Notificaciones, Micaela Quecholac no tuvo responsabilidad en el hecho y por ello desistió de la querella por el delito de amenazas.



En el Ayuntamiento de Cuautlancingo le emitieron una licencia de construcción falsa al constructor Luis Alberto Linares lo que lo llevó a denunciar ‘injustamente’ a la directora de Notificaciones de este municipio, Micaela Quecholac Zárate.


Entrevistados por CAMBIO Regionales, tanto el empresario como la funcionaria aseguraron que en su momento se aclaró el hecho por lo que el inversionista se desistió de la querella por el delito de amenaza que presentó a principios de año, misma que quedó asentada en la carpeta de investigación 28/2017/UAT-C5/JA en la Fiscalía General del Estado (FGE).


Linares explicó que durante una mesa de conciliación en el C5, descubrió que la licencia de construcción que le proporcionó un empleado del Ayuntamiento era apócrifa y no había sido responsabilidad de Quecholac Zárate.


El empresario y la directora de Notificaciones se reservaron el nombre de dicho ex trabajador pues aseguraron que su intención no es ‘manchar el honor’ de nadie.


Luis Alberto Linares relató que debido a su labor siempre está fuera de la ciudad, por ese motivo un trabajador que ya no labora con él se encargó de hacer el trámite de la licencia de construcción a través de un empleado del Ayuntamiento quien terminó por timarlos con 168 mil pesos y les entregó después de dos años una licencia apócrifa.


“Nos dijo que teníamos que pagar 168 mil pesos, dinero que yo le entregué a él. Poco a poco me entregó documentos, hasta el punto que yo pensé que ya todo estaba listo y arrancamos la obra y al poco tiempo se me clausura la obra. Yo hablé con mi entonces empleado y le dije que ya me habían clausurado la obra y él le habló al empleado del Ayuntamiento, quien le dijo que no había problema que podíamos continuar aunque tuviera sellos de clausura”, explicó.


Comentó que tras una primera clausura por carecer de su licencia de construcción, continuó los trabajos por indicación del supuesto gestor del Ayuntamiento. Eso derivó en una segunda clausura que realizó de manera personal Micaela Quecholac, pero fue hasta después de la denuncia cuando se enteró que lo había timado otro. 


Funcionaria ve intereses políticos


En tanto, Micaela Quecholac atribuyó las acusaciones y la difusión de la supuesta denuncia en su contra a cuestiones políticas. Aseguró que durante los cargos que ha ejercido jamás ha extorsionado o solicitado algún tipo de diezmo a empresarios o a los propios habitantes.


“No toda la gente está en mi misma dinámica, yo puedo enfatizar que todo aquel que me señala o incrimina, lo hace porque tienen miedo de que si yo llego a la alcaldía caerían muchos, Yo vengo a trabajar con cuentas claras”, destacó.