Jueves, 24 de Septiembre del 2020

JJ chamaqueado: “ no se nos dijo que era para privatizar el agua ”

JJ chamaqueado: “ no se nos dijo que era para privatizar el agua ”
Viernes, 03 Marzo 2017 02:33
Luisa Tirzo / San Pedro Cholula

La ley que fue votada el 14 de diciembre del 2012 por unanimidad en la última sesión. Luego de su incongruencia, el edil recula y afirma que fue sorprendido por el Congreso local y nunca les dijeron que la reforma tenía fines privatizadores.



En medio de contradicciones por la privatización del agua, el alcalde José Juan Espinosa Torres, reconoció que cuando fue diputado en el 2012 dio su voto a favor de la reforma a la Ley de Agua y Saneamiento para el estado, pero en ese entonces, “no les dijeron que era con el fin de privatizar o concesionar el servicio del agua”.


Dicha ley que fue votada el 14 de diciembre del 2012 por unanimidad en la última sesión del Congreso Local de ese año, permite la entrega de los servicios que proporcionan los sistemas operadores del agua potable en los municipios a empresas, para que se hagan cargo de su operación y administración. La iniciativa fue presentada por el entonces diputado del Partido Verde, Jesús Morales Manzo.


En el capítulo segundo de dicha ley, se abrió la posibilidad de contratar a empresas privadas para proveer el servicio, “los prestadores de servicios públicos podrán convenir o contratar, total o parcialmente, con los sectores social y privado la realización de actividades relacionadas directa o indirectamente con los Servicios Públicos”.


En entrevista, el alcalde cholulteca, quien ahora encabeza una supuesta lucha por la defensa del agua en Puebla y contra la reforma al artículo 12 constitucional aprobada por el Congreso en enero pasado, se dijo engañado por el Congreso Local.


“Hoy hay medios que dicen que se privatiza el agua en la reforma del 2012, y el Congreso dice que no, los medios caen en la trampa. Si dicen que yo voté la privatización me dan la razón, agradezco a los medios que están dando la misma información, sí lo hice, pero si revisan el diario de debates, no se nos dijo que era con el objetivo de privatizar”, expresó.


Espinosa Torres insistió en que la reforma a la Ley de Agua de septiembre 2013 es la que concreta ese afán privatizador, “hay que tener muy claro que los propios medios de comunicación están afirmando que hay privatización. Hay que saber diferenciar, ha habido dos reformas al agua, la del 2012 y la del 2013, en la del 2012 yo participé en el debate e incluimos la participación social, y en ese entonces nos dijeron que no era con el fin de privatizar o concesionar, nos mintieron”.


“En esa reforma (2012) no se nos dijo que era para privatizar, la reforma que privatiza el servicio agua potable en la capital se dio desde dos niveles de gobierno, el Ayuntamiento de Puebla en manos del PAN que aprueba convenio con Soapap y que el Congreso también lo aprobó y reconoció en septiembre del 2013, que no era yo diputado del Congreso”, agregó. 


Secretario de JJ intenta defenderlo, pero lo contradice 


Aunque el propio alcalde reconoció que sí votó a favor de la reforma a la Ley de Agua en el 2012, el secretario general Ignacio Molina Huerta intentó defenderlo, al negar que haya dado su voto a favor de dicha reforma, cuando fue diputado local por Movimiento Ciudadano.


En entrevista, el funcionario aseguró que Espinosa Torres pidió licencia al Congreso Local de abril del 2013 a diciembre de ese año, por lo tanto, afirmó que él no votó a favor de la privatización del agua, "el licenciado José Juan fue candidato a la presidencia municipal y pidió licencia en abril del 2013 y regresó en diciembre del 2013, la Ley de Agua fue aprobada en octubre; el que votó fue el suplente Jorge Luis Blancarte".


 


Actualmente, Espinosa Torres enfrenta una serie de señalamientos de funcionarios estatales, diputados, dirigentes de partidos e incluso habitantes, por manejar un doble discurso al alborotar a los municipios para pelear en contra de la reforma al artículo 12 constitucional avalada en enero pasado por el Congreso Local, cuando la actualización de la Ley de Agua y Saneamiento en el 2012, misma que él avaló– es la que permite la privatización del agua a los municipios.