Martes, 22 de Septiembre del 2020

Reubican 96 estudiantes de plantel a punto de colapsar en Cholula

Reubican 96 estudiantes de plantel a punto de colapsar en Cholula
Lunes, 03 Abril 2017 01:35
Luisa Tirzo / San Pedro Cholula

El miércoles se vino abajo una barda por las obras de construcción de un hotel. El Comité de Padres de Familia anunció que desconocen cuánto tiempo permanecerán sus hijos en el inmueble público, sólo puntualizaron que permitirán el regreso de los pequeños a la escuela cuando haya salones nuevos.



Un total de 96 estudiantes de la primaria Lázaro Cárdenas serán reubicados al Complejo Cultural debido al peligro al que están expuestos, ya que al menos tres salones de clases están a punto de colapsar, ya que el edificio está en malas condiciones.


El Comité de Padres de Familia anunció que desconocen cuánto tiempo permanecerán sus hijos en el inmueble público y sólo puntualizaron que permitirán el regreso de los pequeños a la escuela cuando haya salones nuevos.


El pasado miércoles una barda se vino abajo, a consecuencia de las obras de construcción de un hotel, que ejecuta un particular sin permisos en la parte trasera de la escuela.


Derivado de ese incidente, los padres de familia junto con los docentes del plantel, acordaron suspender las clases de manera temporal, hasta que se garantizara que la estancia de sus hijos no tendría ningún problema.


El viernes se reunieron con el director de Gobernación, Carlos Ponce, quien –sostienen- les dijo que las obras a cargo de Edgar Linares fueron clausuradas hasta que los salones sean seguros.


En tanto a las afueras de dónde se construye el hotel, no hay sellos de clausura ni tampoco está exhibido el supuesto permiso que liberó el Ayuntamiento para construir un edificio de tres pisos en el polígono de zona protegida.


Los padres de familia exigen la demolición de los tres salones que están más dañados y la reconstrucción de nuevas aulas.


“No queremos que nos engañen y sólo parchen los salones. No lo vamos a permitir, el Ayuntamiento fue negligente, porque desde hace mes y medio le notificamos por escrito que del techo comenzaba a caer tierra y material y no nos hicieron caso hasta que una barda se cayó”, agregó una de las entrevistadas.


Comentaron que hace mes y medio enviaron escritos al Ayuntamiento y a Protección Civil Municipal, advirtiendo que las obras de construcción (en la parte trasera) provocaban vibraciones en los salones, y los menores ya habían reportado la caída de material y tierra del techo.