Lunes, 21 de Septiembre del 2020

Acusan malos manejos de limosnas del vicario episcopal de Cholula

Acusan malos manejos de limosnas del vicario episcopal de Cholula
Miércoles, 03 Mayo 2017 01:31
Luisa Tirzo / San Pedro Cholula

Los templos: Convento Franciscano, La Capilla Real, la Parroquia de San Pedro y la iglesia de San Miguelito, no han recibido mantenimiento en dos años y medio.



Mayordomos de los 10 barrios del municipio acusaron que existen malos manejos en las limosnas que ingresan en los más de 30 templos, además, aseguraron que hay cobros elevados para la realización de misas. Directamente señalaron como responsable al vicario episcopal de la zona poniente de Puebla, Miguel Viveros, quien también es el párroco principal de San Pedro Cholula.


En entrevista, los representantes de las actividades religiosas optaron por reservar su identidad, y ventilaron que desde hace tres semanas el señalado párroco se queda con las limosnas de las iglesias de todo el municipio, argumentándoles que las llevará a la Arquidiócesis de Puebla.


Acusaron que desde hace dos años y medio que asumió el cargo los templos del municipio lucen descuidados y abandonados, y no se han destinado los ingresos de las limosnas para su mantenimiento ni rehabilitación, como habitualmente se hacía.


“Las limosnas son para mantener los templos, para pintarlos y reparar lo que vaya saliendo, vean (Parroquia de San Pedro) como está cayéndose, no se ha pintado, no se le ha dado su mantenimiento desde que el cura Viveros llegó a San Pedro Cholula”, dijo uno de los sondeados.


Tras un recorrido con los quejosos, en el Convento Franciscano, La Capilla Real, la Parroquia de San Pedro y la iglesia de San Miguelito, mencionaron que en todos los inmuebles religiosos persiste el abandono.


Aseguraron que los abusos del vicario episcopal, quien también tiene a su cargo los decanatos de San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Huejotzingo y San Martín Texmelucan, también tienen que ver con el resto de los ingresos, como lo es el cobro de las misas que consideran se han duplicado en el último año.


Revelaron que una misa normal está en 500 pesos, de difunto está en 600 pesos, y si la quieren en el santuario del cerro de los Remedios les cuesta de entre 4 mil hasta 5 mil pesos, cuando antes se cobraba 2 mil o 2 mil 500 pesos.