Martes, 21 de Septiembre del 2021

Operan 12 grupos delictivos en tramos donde ultrajaron a familia

Jueves, 04 Mayo 2017 02:45
Staff / San Martín Texmelucan

El Kilómetro 94 de la Autopista México – Puebla es punto de reunión de bandas criminales. Habitantes de Santa María Moyotzingo amenazan a maleantes con hacer justicia por mano propia.



El violento asalto que ocurrió en la caseta de San Martín y que dejó como saldo un bebé muerto y dos mujeres violadas, es el pan de cada día para los habitantes de Santa María Moyotzingo. Es más, el tramo donde ocurrió el asesinato del menor, kilómetro 94 de la Autopista México – Puebla, fue señalado por habitantes como punto frecuente de asaltos.


En esta comunidad, que es la más grande en Texmelucan, se tiene detectada la operación de una docena de grupos delictivos, lo que ha orillado a los pobladores a hacerse justicia por mano propia.


Información recabada por CAMBIO Regionales, expone que las bandas criminales se dedican, con total impunidad, a robar vehículos – como pasó con la familia ultrajada este martes – también a realizar asaltos con mano armada y al atraco en casa habitación.


La comunidad de Santa María Moyotzingo, está catalogada como cuna de delincuentes, además de que se presume que estos mismos maleantes serían los responsables de los robos en la zona del tianguis municipal de Texmelucan. 


En Km 94 arrojan piedras a automovilistas


Vecinos de Moyotzingo comentaron que el punto donde fue asesinado el bebé Elis Daniel, Kilómetro 94 de la Autopista México – Puebla, es predilecto entre los maleantes que arrojan piedras a las unidades para robar y despojar a los automovilistas de sus pertenecías.


Los pobladores del lugar compartieron que con antelación ya han pedido que ese paso a la autopista sea clausurado, puesto que es considerado un foco rojo en atracos.


Tras el violento asalto de la familia Vázquez, en el que murió el señalado niño, este acceso ya fue clausurado por personal de Caminos y Puentes Federales. 


Pobladores amenazan a delincuentes


Hartos de la alta cantidad de robos y de los escasos arrestos, los habitantes de Moyotzingo crearon desde hace varios meses una serie de grupos de vecinos vigilantes. Imponentes murales colocados a lo largo de la comunidad advierten a los delincuentes de que ‘si los pescan, les irá mal’.


Afuera de casas y negocios, son visibles las bardas pintadas donde se les advierte a los criminales que de ser cachados cometiendo un crimen, serán linchados por la comunidad. 


Las bandas


Vecinos compartieron que en Moyotzingo operan diferentes grupos de delincuentes, pero de éstos destaca ‘el trabajo’ de Los Xolalpa, familiares de un hombre llamado Armando Xolalpa a quien apodan ‘El Japonés’; también, ‘la banda del Larry’, a quienes hace un par de semanas acusaron por robos a tianguistas.


‘Los Pistolas’, ‘Los Cadenas’, ‘Los sapos’, ‘Los Tlaxca’, ‘Los Calimanes’, ‘Los Rábanos’ y ‘Los Pericos’, son otros de los grupos delictivos que se dedican a diversas modalidades de robo y que tienen como sede la comunidad texmeluquense.


 


Además, en la comunidad se ha ubicado a un hombre a quien se conoce como ‘El Chorrillo’, quien presuntamente se dedica a la venta de drogas y, a su vez, subcontrata a una banda de la Ciudad de México denominada ‘Los Tinacos’.