Jueves, 21 de Noviembre del 2019

Asesinan a empresario español por una bolsa que contenía su insulina

Asesinan a empresario español por una bolsa que contenía su insulina
Lunes, 15 Enero 2018 01:55
Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl

Segismundo Díaz Martín, director de Dimasa Grupo recibió un balazo a quemarropa en el tórax. El hombre de 50 años bajó de su coche en el Fraccionamiento Villa Flores, luego que se atorara su portón, cuando un extrañó lo abordó para arrebatarle el medicamento y luego de forcejear lo mató



A las puertas de su hogar ubicado en el municipio de Cuautlancingo, el empresario Segismundo Díaz Martín, director general de la empresa Dimasa Grupo, fue asesinado cuando un asaltante le arrebató una bolsa que contenía la insulina que utilizaba para controlar su diabetes.


El hecho ocurrió el pasado viernes a las afueras del fraccionamiento Villa Las Flores, en donde según relató la viuda del empresario, éste descendió de la unidad en la que viajaban debido a que al llegar al conjunto habitacional en donde viven el portón se atoró. Esto dio tiempo para que un extraño forcejeara con el empresario de 50 años de edad, quien descendió con una bolsa en su mano, y al resistirse a que se la arrebataran, le dispararon a quemarropa en el tórax.


La mujer que estaba distraída, al escuchar la detonación volteó hacia donde su esposo, mientras el presunto asesino escapaba.


El hombre de 50 años no resistió a que los paramédicos llegaran a auxiliarlo, murió en la acera frente al portón del fraccionamiento donde radicaba.


De acuerdo con la versión de la viuda, el bolso que ocasionó el asalto solo contenía la insulina de Díaz Martín, quien se medicaba para controlar la diabetes que le aquejaba desde hace varios años.


Segismundo Díaz era director general de la empresa Dimasa Grupo, productora de plásticos, fibra de vidrio y biogás, con sede en Barcelona y con una filial en el estado de Tlaxcala, sin embargo decidió residir en Puebla.


Este es el segundo hecho delictivo que se presenta en contra de empresarios españoles en los últimos tres meses, ya que el pasado 30 de noviembre dos catalanes fueron rescatados, después de haber sido secuestrados, a las afueras de Sonata, por un ex trabajador de su compañía, quien los mantuvo privados de su libertad en un rancho abandonado en el municipio de Atlixco.