Sábado, 26 de Septiembre del 2020

A jalones salvan a ladrón suicida tras 5 horas al filo de la azotea (FOTOS)

A jalones salvan a ladrón suicida tras 5 horas al filo de la azotea (FOTOS)
Martes, 07 Marzo 2017 01:47
Antonio Rivas / @Ant_Rivas

El ladrón se encontraba drogado y amenazaba con aventarse por lo que policías y bomberos lo bajaron a la fuerza. Se colocó una piedra en la cabeza, además de amarrarse un alambre en el cuello para ahorcarse al caer y exhibir unas pinzas con las que pretendía hacerse daño.



Un presunto ladrón bajo los influjos de la droga amenazó por casi cinco horas con quitarse la vida, arrojándose desde la azotea de una casa en la colonia San Bernabé Temoxtitla, al sur de la ciudad de Puebla.


Personal de Protección Civil Municipal, Policía Estatal, Policía Municipal y del Cuerpo de Bomberos se movilizó a la vivienda ubicada en la Privada 11 Sur número 14319, luego que un hombre intentara aventarse de siete metros.


El sujeto se colocó una piedra en la cabeza, además de amarrarse un alambre en el cuello para ahorcarse al caer y exhibía unas pinzas con las que pretendía hacerse daño.


El subdirector de la corporación y comandante de los bomberos, Francisco Alatriste Vázquez, arribó a la parte alta del domicilio, donde entabló diálogo con el joven quien se notaba intoxicado.


Durante las cinco horas, el elemento trató de convencer al suicida para que desistiera, pero no fue fácil convencerlo.


Fue hasta a las 10:00 horas de ayer cuando pudo acercarse al sujeto a quien jaló, forcejeó mientras que otros bomberos le ayudaron a someterlo. De esta manera evitaron que se quitara la vida.


Una vez abajo, dijo llamarse Arturo Guzmán López, de 31 años de edad, originario de Veracruz y que su familia se encuentra radicando en los Estados Unidos.


Al ser cuestionado sobre lo que lo motivó a atentar contra su integridad, indicó que había cometido un robo, por lo que su vida corría peligro. También mencionó su domicilio estaba cerca del lugar de los hechos y que escogió dicho inmueble al azar.


Posteriormente, recibió apoyo psicológico y quedó a disposición de la Policía Municipal de Puebla.