Lunes, 27 de Septiembre del 2021

5 municipios en el top ten nacional de robo de hidrocarburo

5 municipios en el top ten nacional de robo de hidrocarburo
Viernes, 31 Marzo 2017 00:45
Julieta Cerezo / @julietacerezo

Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo son los cinco municipios del Triángulo Rojo que figuran en el top ten nacional en robo de combustible, pese a que hasta 2014 no figuraba ninguna de estas demarcaciones. De acuerdo con información obtenida por CAMBIO, Tepeaca se sitúa en el primer lugar y en el segundo Palmar de Bravo.



Cinco municipios del Triángulo Rojo ya figuran en el top ten nacional donde más se disputan los chupaductos las tomas clandestinas, ya que hasta 2014 no figuraba ninguna de estas demarcaciones y al cierre del 2016 aparecieron en la lista Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo.


Según información obtenida por CAMBIO vía transparencia con Pemex, Tepeaca se sitúa en el primer lugar, en el segundo Palmar de Bravo, mientras que Acajete ocupa la quinta posición, Quecholac la séptima y Acatzingo la novena.


Este medio ha reportado en ediciones anteriores que dicha zona es controlada por la banda de ‘Los Bukanas’, según ha reportado el propio gobierno estatal. Ayer se registró otro enfrentamiento entre integrantes de esta célula de los Zetas y policías estatales, cuyo saldo fue de dos presuntos delincuentes heridos en la localidad de Cuesta Blanca en Palmar de Bravo.


Los cárteles de la gasolina se concentran en cinco municipios


A nivel nacional, seis de cada 10 ordeñas a Pemex se concentran en los municipios del Triángulo Rojo, pues de las mil 805 tomas clandestinas reportadas por Pemex el año pasado, mil 71 se suscitaron entre Tepeaca, Acatzingo, Quecholac, Palmar de Bravo y Acajete.


Esto significa que los ladrones de combustible roban el combustible del poliducto Minatitlán-México que cruza en dicha región.


El control de este negocio en auge sería el origen de la violencia desatada en la zona, que tan sólo en lo que va del año ha dejado como saldo 14 enfrentamientos entre elementos de seguridad y huachicoleros, pues éstos últimos buscan mantener el control de la que parece ser la región más fructífera para la obtención de hidrocarburo.


La guerra por la ordeña, controlada por ‘El Bukanas’ y su grupo delictivo homónimo, ha tenido mayor presencia desde 2016, momento en el que este delincuente asumió el liderazgo. Su ascenso coincide con el posicionamiento de Puebla como el estado con los municipios líderes en el tráfico de hidrocarburo, pues según los números de Pemex, en 2015 el mapa de la ‘ordeña’ mostraba como epicentro de este delito el estado de Tamaulipas.


Según la información de la paraestatal, Tepeaca encabeza la lista con 352 ordeñas en 2016, le sigue Palmar de Bravo con 283; Irapuato (Guanajuato)         con 223; Altamira (Tamaulipas) con 186; Acajete (Puebla) con 180; Quecholac (Puebla) en la séptima posición con 138; Silao (Guanajuato) con 123.


En el octavo lugar está Río Bravo (Tamaulipas), luego aparece Acatzingo, Puebla y en el décimo lugar está Salamanca (Guanajuato) con 85 ordeñas.


Se intensifica en el centro del país


En 2011, el 70 por ciento de los ductos clandestinos se ubicaban en el norte del país, los grupos criminales de esa región de México lideraban la ordeña. Reynosa (Tamaulipas), era el municipio que encabezaba la lista con 131 tomas.


Durante 2012 y 2013, el fenómeno huachicolero se concentró en esa zona del país y eventualmente mostraba tomas clandestinas de consideración en estados como Veracruz y Tabasco. Además de Tamaulipas, los estados con mayor incidencia eran Sonora, Coahuila, Sinaloa y Nuevo León.


En 2015 Puebla se perfiló entre las entidades líderes de este, pero únicamente Tepeaca, Quecholac y Acatzingo figuraban en este listado pero no en los primeros lugares. Entre los tres municipios había apenas 383 tomas clandestinas, una tercera parte de la cantidad actual.


Para 2016, la entidad se colocó como el estado con más municipios en el top ten. Sin embargo, el número de tomas ubicadas por Pemex en los cinco municipios de la localidad el año anterior, se equipara a la cantidad que había entre los 10 municipios con más tomas en 2011.


Robo de hidrocarburo alarma a México: GFI


En esta semana la institución financiera Global Financial Agency (GFI) dio a conocer su más reciente informe que a pesar que las tomas clandestinas en México representan apenas el 1 por ciento de la producción petrolera del país, las afectaciones económicas alcanzan hasta los 5 billones de dólares al año.


La pérdida económica, explica el informe, se debe a los efectos colaterales que dejan los grupos de delincuencia organizada que lideran las ordeñas.


El reflejo de este problema, según los analistas internacionales de esta institución, se observa en la incapacidad del gobierno mexicano para mantener sus presupuestos, dadas las pérdidas del huachicol, y por tanto para poder proveer de servicios públicos, inversión en infraestructura y un correcto manejo de la deuda pública.


Los daños, se añade, también afectan a empresas nacionales y extranjeras que dependen directa o indirectamente de la producción petrolera, además de la comercialización del hidrocarburo.