Domingo, 21 de Octubre del 2018
Miércoles, 16 Mayo 2018 03:26

NUESTROS CÍRCULOS DEL INFIERNO

NUESTROS CÍRCULOS DEL INFIERNO Escrito Por :   David Peral Rodríguez

Dante Alighieri apeló a la teología para darle forma a lo que no tenía forma, intentó, por medio de 100 cantos, dilucidar la tragedia humana con el tortuoso peregrinaje de Dante y Virgilio a través de los círculos del infierno para salvar a Beatriz, quien representa metafóricamente la fe y esperanza.


 

 

En efecto, el infierno es terrible y cruento, no porque haga mucho calor, sino porque está desarticulado. Y es que Dante sabía a la perfección que cualquier sistema desarticulado es por sí mismo un caos, un fracaso, un infierno. ‘La Divina Comedia’ fue publicada en 1321, sin embargo, hoy podríamos hacer un remake con nuestros trastocados municipios. Todos ellos, dislocados, vencidos, inmiscuidos en batallas sin sentido y en el peor de los casos, vinculados con el crimen organizado.

 

El pasado 2 de mayo en San Martín Texmelucan se implementó un operativo de revisión por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del estado a la Policía Municipal a causa de los constantes reportes de violencia en la región, los cuerpos desmembrados en las principales vialidades del municipio y la presencia atemorizante del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), todo ello indicaba que en Texmelucan abunda el comercio, los líderes violentos y el trasiego de huachicol, pero nunca la seguridad.

 

El resultado ‒como era de esperarse‒ fue catastrófico y terrorífico; los elementos municipales fueron vinculados con el CJNG, sin embargo, lo peor era que los dos mandos de seguridad en el municipio llevan en su frente la insignia del cártel, ante esta grave situación el Gobierno del Estado asumió el control de la seguridad pública del municipio.

 

La situación se agrava conforme pasan los días, sin embargo, para el asombro de la ciudadanía, el alcalde de San Martín, Rafael Núñez Ramírez, prefirió huir, lleva casi 15 días desaparecido, las oficinas del Ayuntamiento están desiertas, además ‒como si fuera un niño jugando a la guerra‒ hizo de su casa un búnker. Una verdadera pena ajena.

 

La formulación barroca de nuestro estado sigue estando presente; nunca acabaremos de ver los claroscuros en nuestro paisaje, tampoco dejaremos lo tenebroso del Greco representado en los presidentes municipales, ¿acaso nos seguirá inquietando a algunos cuantos la luz de Zurbarán en la lucha de miles de poblanos que luchan contra esos demonios a través del trabajo y estudio?

 

Los sistemas municipales están desarticulados y sin dudarlo podemos decir que son nuestros 217 círculos del infierno.

 

 

comments powered by Disqus