Miercoles, 12 de Mayo del 2021

Candidata del Panal, avergonzada de que Nay Salvatori sea su adversaria

Martes, 22 Mayo 2018 04:26
Candidata del Panal, avergonzada de que Nay Salvatori sea su adversaria

Gemma Gracián aseguró que la abanderada de Morena denigra la imagen de la mujer. Mencionó que la contienda por la diputación no es un juego, ni se trata de ver quién tiene más popularidad,  pues es una lucha para ser la voz de los ciudadanos.

Luisa Tirzo / San Pedro Cholula



La candidata a  diputada federal por el Distrito 10 con cabecera en San Pedro Cholula por el Partido Nueva Alianza (Panal), Gemma Gracián, aseguró que se avergüenza de que Nayeli Salvatori sea su contrincante ya que considera que denigra la imagen de la mujer.


"Hasta ahorita no había querido atacar a ninguno de los candidatos, pero me molesta que utilicen la ignorancia y que traten de vernos la cara", abundó.


La candidata de Nueva Alianza consideró que su adversaria de Morena no tiene idea de cuál es el papel que juega un diputado y hace promesas que no va a cumplir.


"Me da demasiada pena tener una contrincante como ella (...) no tiene conocimiento necesario. Cómo se acerca la gente... la denigra, es verdaderamente deplorable. No me gusta que traten así a mi gente", expresó.


Gemma Gracián consideró que Nayeli Salvatori ha hecho campaña con su personaje y se ha dedicado a jugar y no tomar con responsabilidad las aspiraciones.


Mencionó que la contienda por la diputación no es un juego, ni se trata de ver quién tiene más popularidad,  pues es una lucha para ser la voz de los ciudadanos.


Comentó que uno de los escándalos más denigrantes de Salvatori es el de la ‘chichi amamantadora’, con el cual ofendió a muchas mujeres que pasaron por esta etapa de la maternidad.


"Yo me sentí ofendida cuando hizo lo de la ‘chichi amamantadora’, porque en ese momento que me encontraba en esa etapa de la vida", expresó.


Confió en que los ciudadanos analicen su voto y no se fijen por la popularidad, sino por las propuestas pues podrían elegir a un político incorrecto.