Viernes, 14 de Mayo del 2021

Planta de tratamiento de aguas residuales en Texmelucan requiere inversión superior a los 5 mdp

Miércoles, 22 Agosto 2018 17:37
Planta de tratamiento de aguas residuales en Texmelucan requiere inversión superior a los 5 mdp

En entrevista con el director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Texmelucan (Sosapatex), Raymundo Martínez Montes señaló que busca una inversión de 5 millones de pesos para mejorar la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en San Lucas Atoyatenco.

Héctor Tenorio

@Diario_Cambio



San Martín Texmelucan.- A pesar de que la planta de tratamiento de aguas residuales de Texmelucan se encuentra operando al 80 por ciento, aún se requiere una inversión de casi 5 millones de pesos en donde el sistema operador buscará una inversión similar a un millón y medio de pesos, cantidad que aportara la Comisión Nacional de Agua, mientras que el resto se buscará gestionar en otras dependencias.


En entrevista con el director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Texmelucan (Sosapatex), Raymundo Martínez Montes señaló que busca una inversión de 5 millones de pesos para mejorar la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en San Lucas Atoyatenco, misma que actualmente opera al 80 por ciento de su capacidad.


Martínez Montes, señaló  que la intención de inyectar estos recursos a dicha planta se da con la finalidad de que se pueda ampliar la capacidad en el tratamiento de agua que actualmente es de 150 litros por segundo.


En este sentido, el director del sistema operador señaló que gracias a la puesta en marcha la Comisión Nacional del Agua estará aportando un millón y medio de pesos como parte de las devoluciones por el tratamiento de aguas residuales, mientras que el  Sosapatex aportará una cantidad similar que pudiera ser recaudada en los primeros tres meses del 2019, que es cuando la gente realiza el pago de su servicio por adelantado.


Cabe señalar que durante más de 10 años dicha planta estuvo fuera de operaciones debido a diversos factores como la falta de escrituras del terreno donde fue construida y el desbordamiento del Atoyac en 2012.