Lunes, 21 de Septiembre del 2020

Con 15 bloqueos en el año, la México-Puebla es un infierno

Martes, 11 Septiembre 2018 02:14
Con 15 bloqueos en el año, la México-Puebla es un infierno

Campesinos paralizan tránsito durante seis horas. Los inconformes de la zona ejidal de Río Frío, Estado de México, señalan que desde hace medio siglo CFE adeuda el pago de los daños causados a los campesinos por el uso ilegal de sus tierras

Héctor Tenorio / Estado de México

@Diario_Cambio



 


Como medida de presión a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que les pague los daños causados hace medio siglo en sus tierras, campesinos de la zona ejidal de Río Frío, en el Estado de México, bloquearon por seis horas ambos carriles de la autopista México-Puebla y de la federal, generando un ‘infierno’ en ambas entidades.


Cientos de automovilistas se quedaron varados generando filas de más de 10 kilómetros de largo. A pesar de la desviación del tránsito por la autopista Arco Norte, varios transportistas decidieron esperar debido a los altos costos de esa vialidad, pues carecían de viáticos.


Desde las 6:00 de la mañana hasta alrededor de las 12:30 de la tarde se mantuvo el bloqueo de los ejidatarios.


Demandas a la Comisión


Los campesinos exigen el pago de las afectaciones en las más de 98 mil hectáreas por las cuales se introdujo cableado de la Comisión Federal de Electricidad de manera ilegal.


Recordaron que en el 2011 presentaron una demanda agraria, la cual resultó a su favor, ante el Tribunal Unitario Agrario del distrito 23 en la ciudad de Texcoco, para que se les pagaran los daños a sus cultivos.


Sin embargo, la CFE presentó un recurso de revisión a destiempo y pese a que ya existía sentencia del juicio a favor de los campesinos, el Tribunal Unitario Agrario lo aceptó, actuando en complicidad para evitar que la Comisión pagara a los campesinos.


Los quejosos comentaron que son mil 250 ciudadanos los afectados por las obras de la CFE.


Tormento para automovilistas


El caos provocado por los campesinos que cerraron los dos accesos a los estados de México y Puebla fue tal que las filas en cada carril alcanzaban los 10 kilómetros de longitud. El bloqueo inició a la altura de Río Frío, Estado de México, y se podía observar la fila de vehículos hasta el municipio poblano de Santa Rita Tlahuapan.


La Policía Federal y personal de Capufe se vieron obligados a desviar el tránsito por el Arco Norte, sin embargo, los transportistas se negaban a desviar su camino argumentando que esta vialidad es muy costosa y elevaba considerablemente sus gastos.


Cabe señalar que pasado el mediodía y tras seis horas de espera fue reabierta la circulación en ambos sentidos de la autopista México-Puebla, no obstante, los campesinos señalan que de no llegar a buenos acuerdos se tomarán de nueva cuenta las vialidades. Así, pasadas la 15:00 horas del lunes se confirmó que la arteria vial estaría abierta de forma permanente tras convenir con los inconformes.