Sábado, 15 de Mayo del 2021

Perfil: El desalmado Caín de Misiones de San Francisco

Martes, 11 Septiembre 2018 03:06
Perfil: El desalmado Caín de Misiones de San Francisco

Eduardo N acabó con la vida de quien cuidaba. Adicto a las drogas, resentido, celoso e inestable, el presunto asesino del pequeño de siete años, Julián Salvador.

Staff CAMBIO / Coronango

@Diario_Cambio



Emocionalmente resentido y celoso del trato que le brindaba su padre, don Salvador, a su hijo menor. Así describen vecinos del fraccionamiento Misiones de San Francisco a Eduardo N, quien la tarde del pasado sábado presuntamente le quitó la vida a su medio hermano Julián Salvador de apenas siete años de edad.


De malas mañas


A decir de los entrevistados, el presunto infanticida de 25 años de edad es un sujeto problemático que era solapado por su padre, quien vio afectado su negocio en más de una ocasión por las "malas mañas" de su hijo.


Eduardo N probó suerte en varios empleos que le eran ofrecidos por los conocidos de su padre -a quien le tenían simpatía-, sin embargo, siempre terminaba en problemas y era despedido debido a que les robaba a sus patrones.


El presunto homicida desfiló como ayudante en algunos establecimientos, además como lavacoches, mesero y ‘chalán’; no obstante, a decir de los vecinos de la sección 7 de referido fraccionamiento, su actividad predilecta era asaltar a mano armada y robar el dinero de sus empleadores.


Pendenciero y mantenido


Hace poco don Salvador y su esposa María tuvieron que abandonar su puesto de quesadillas y memelas en el mercado de Misiones de San Francisco, ya que Eduardo N se peleaba constantemente con los hijos de otros locatarios cuando se encontraba bajo los influjos de las drogas.


El padre de Eduardo N y su madrastra se desvivían trabajando para pagar la renta y llevar el alimento a los dos medios hermanos.


A causa de su necesidad, al matrimonio Rodríguez no le quedaba otra que dejar solo a su pequeño de siete años, a veces acompañado de su ahora homicida.


El asesinato del menor


Fue la tarde del pasado sábado cuando vieron por última vez a Julián Salvador después de dejarlo al interior de su vivienda, pues al volver ya no supieron más de él.


Don Salvador y su esposa rápidamente solicitaron el apoyo de sus vecinos, quienes tanto en redes sociales como a pie difundieron la imagen del pequeño con sus características para localizarlo, sin embargo, no transcurrieron ni 24 horas para que el cuerpo del menor fuera localizado semienterrado en la lateral del Periférico Ecológico.


Desde el inicio los vecinos insistían y señalaban que el hermanastro estaba relacionado con su desaparición. Fue la misma tarde del domingo que las autoridades ministeriales confirmaron que el sujeto estaba implicado en el homicidio.