Miercoles, 12 de Mayo del 2021

Vuelve la inseguridad en el Triángulo Rojo con los nuevos ediles; mayoría de Morena

Jueves, 15 Noviembre 2018 03:06
Vuelve la inseguridad en el Triángulo Rojo con los nuevos ediles; mayoría de Morena

Los presidentes municipales Marisol Cruz García, Carlos Augusto Tentle Vázquez, Norberto Rosales García y José Alejandro Martínez Fuentes arrojan resultados pobres en materia de Seguridad Pública, pues en todos los casos la violencia es una constante

Gersom Mercado

@gesom_m



 


Los municipios Tecamachalco, gobernado por Marisol Cruz García; Chalchicomula de Sesma, por Carlos Augusto Tentle Vázquez y Acatzingo, por Norberto Rosales García, alcaldes emanados de Morena; en el caso de Quecholac, José Alejandro Martínez Fuentes, un Ayuntamiento del Partido Social de Integración; en todos ellos sus ediles han fracasado en el combate a la delincuencia, problema fundamental que ha requerido la intervención del estado


Tecamachalco


El municipio de Tecamachalco es gobernado por la morenista Marisol Cruz García, quien a pocos días de asumir el poder fue señalada por otorgar cargos en el Ayuntamiento a amigos y ahijados, también pidió recursos económicos en campaña a quienes aspiraban a un puesto en la administración, y mantiene un conflicto con el regidor de Gobernación, Rufino Maldonado.


La violencia en Tecamachalco escaló a tal grado que entre la última semana de octubre y primera de noviembre ocurrieron cuatro balaceras, asaltos a mano armada y otros delitos, entre los que destacan un enfrentamiento en la localidad de Pino Suárez con elementos de la Policía Federal y un enfrentamiento donde cinco elementos de la Policía Ministerial resultaron heridos al intentar recuperar un camión en la colonia San José de Meza; esa misma semana se registró un tiroteo frente a la preparatoria de la BUAP que puso en riesgo a cientos de estudiantes.


Tal ha sido el grado de violencia que los negocios sobre la carretera federal Puebla-Tehuacán se ven afectados por sus bajas ventas, cierran a las 19:30 horas debido al alto índice delictivo; calles y carreteras quedan completamente vacías a partir de las 22:00 horas.


A pesar de los problemas de inseguridad, la alcaldesa se da tiempo para pelear con su predecesor, Inés Saturnino López Ponce,  quien explotó en  redes sociales luego que  se enterara que la presidenta ordenó retirar su nombre del Arco de Bienvenida.


Ciudad Serdán


El municipio de Chalchicomula de Sesma es gobernado por Carlos Augusto Tentle Vázquez, quien ganó la alcaldía con seis mil 197 votos en las pasadas elecciones, representando a Morena. A un mes de gobierno, la inseguridad sigue siendo el problema más importante en la región y no hay estrategia definida para combatirla.


El Gobierno del Estado tomó el control de la seguridad por medio de elementos de la SSP el 21 junio de este año, mismos que mantienen la vigilancia hasta el 31 de diciembre, dado los altos índices de criminalidad que azotan la región.


A pocos días de la entrada de la nueva administración, el 18 de octubre los representantes de las empresas trasnacionales Pepsi, Bimbo y Grupo Modelo aseguraron que el índice delictivo en la zona ha empeorado; Pepsi anunció el cierre de su centro de distribución en Ciudad Serdán.


Una muestra más de la inseguridad en ese municipio fue que la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) anunció el mismo 18 de octubre la captura de una banda de secuestradores que operaban en Ciudad Serdán, entre ellos el exdirector de Seguridad de dicho municipio.


El pasado martes se reportó el hallazgo de un cadáver masculino envuelto en bolsas de plástico en las orillas de un camino de terracería que comunica a la población de  Jesús María y San Cayetano, a unos metros de la carretera estatal Esperanza Ciudad Serdán. 


Acatzingo


El alcalde morenista de Acatzingo, Norberto Rosales García, fue señalado por no trabajar desde la Presidencia Municipal  ni atender a los pobladores, y acusó a medios de comunicación de desinformar a la población.


La delincuencia aumentó a tal grado que en pleno centro de Acatzingo fue hallado un cuerpo desmembrado, ese mismo 4 de noviembre, una pareja fue baleada al interior de una camioneta y más tarde un hombre fue asesinado por hombres armados, en la refriega, los delincuentes estallaron una granada de fragmentación.


Se responsabiliza del estallido de la violencia en el municipio a Jalil o Jalit Cano Parra, alias ‘El Mamer’, jefe de una peligrosa banda originaria de Veracruz.


Días después de estos hechos violentos, el 6 de noviembre, Teófilo Gutiérrez Zúñiga, comisario de la Policía Federal en Puebla, indicó que Acatzingo es uno de los puntos neurálgicos en el paso de delincuentes, y anticipó a llegada de elementos de la SSP para las tareas de resguardo.


Dada la ausencia de la autoridad municipal, los ciudadanos de Acatzingo aplican el toque de queda y cierran sus negocios a las 20:00 horas todos los días. A las 21:00 horas sólo se puede observar a algunas personas que llegan de su trabajo y estudiantes, las calles lucen casi vacías.


Quecholac


Un caso atípico es el del municipio de Quecholac, donde gobierna José Alejandro Martínez Fuentes del Partido Social de Integración (PSI), hermano de Antonio Martínez Fuentes ‘El Toñín’, uno de los líderes huachicoleros más buscados de Puebla.


El pasado 1 de octubre, días antes de asumir la presidencia, alentados por Martínez Fuentes, habitantes de Palmarito Tochapan cerraron la autopista México-Puebla, a la altura del kilómetro 185, en protesta por un operativo del Ejército y la Marina en dicha junta auxiliar.


Ese día, decenas de pobladores quemaron llantas y cerraron la autopista en ambos sentidos, lo que ocasionó un caos vehicular en una de las vías interestatales más transitadas de la República, ya que conecta el centro con el sur del país.


A pesar de las conexiones familiares con miembros de la delincuencia organizada, Martínez Fuentes rindió protesta en la junta auxiliar de Palmarito Tochapan, donde aseguró que ya no permitirá más bloqueos de carreteras, combatirá la inseguridad y afirmó que no va a tolerar la corrupción.