Miercoles, 12 de Mayo del 2021

Balean en bar La Casita a joven que en 2014 asesinó a otro en un carnaval

Viernes, 07 Septiembre 2018 02:20
Balean en bar La Casita a joven que en 2014 asesinó a otro en un carnaval

Las autoridades presumen una venganza como móvil del asesinato. Dos hombres comenzaron una riña dentro del establecimiento hasta que uno de ellos sacó un arma y le disparó a la víctima de 24 años a la altura de la cintura

Carlos Rodríguez

@Diario_Cambio



 


Un joven fue asesinado con un disparo en el interior del bar La Casita, ubicado en la colonia Universidades. El occiso fue identificado como Francisco Bello Arenas, de 24 años de edad, quien en 2014 mató a un hombre durante el cierre de carnaval de la colonia Fuentes de Aparicio. Por lo anterior, se presume que el móvil podría ser una venganza.


La madrugada de ayer, dentro del negocio que se ubica en la avenida Las Torres y la esquina con la calle Universidad Autónoma de Yucatán, dos sujetos jóvenes protagonizaron una riña.


De acuerdo con versiones de algunos trabajadores del inmueble, dos sujetos comenzaron a discutir, uno de ellos, quien portaba una mariconera, fue encarado por otro varón que sacó un arma de fuego y le disparó a la altura de la cintura.


Tras la agresión, el presunto homicida huyó del lugar y en compañía de otro sujeto a bordo de un vehículo al parecer de color blanco.


Los testigos no proporcionaron mayor información sobre la mecánica de los hechos, pues al escuchar el disparo se refugiaron bajo las mesas y en otras áreas del centro nocturno, por lo que no apreciaron la escena.


Los trabajadores solicitaron ayuda al número de emergencias 911, por lo que al sitio llegó la ambulancia 281 de la Cruz Roja. Los paramédicos, al revisarlo, confirmaron que había muerto.


Los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) se encargaron de las diligencias del levantamiento de cadáver del varón. Al lugar llegó una señora e identificó a la víctima como Eduardo Bello Arenas, de 24 años de edad.


El ahora occiso, interno en el Cereso de San Miguel, obtuvo su libertad en diciembre de 2017 pues en marzo de 2014 asesinó a un hombre durante el cierre de carnaval de la colonia Fuentes de Aparicio.


Bello Arenas mató de varias puñaladas a Eduardo Ayona, con quien supuestamente tenía problemas por una mujer que ambos conocían.


Personal de la FGE colocó sellos en los accesos del bar como parte de las indagatorias.