Jueves, 27 de Junio del 2019

Actividad del Popo no afecta a edificios dañados por el 19-S, indica vulcanólogo

Miércoles, 03 Abril 2019 03:30
Actividad del Popo no afecta a edificios dañados por el 19-S, indica vulcanólogo

Científico instala sismógrafo propio en el coloso. El especialista en Vulcanología y doctor en Geofísica, Javier Salgado Pareja, precisa que las vibraciones producidas por Don Goyo no tienen la energía necesaria para derrumbar inmuebles.

Yessica Ayala /Atlixco

@Diario_Cambio



Los tremores armónicos, ruidos y demás actividad volcánica del Popocatépetl no afectan las construcciones afectadas por el pasado sismo del 19 de septiembre de 2017, reveló el especialista en Vulcanología y doctor en Geofísica, Javier Salgado Pareja, quien además instaló un sismógrafo propio para monitorear al coloso.


El científico colocó un sensor sísmico que monitorea a ‘Don Goyo’ las 24 horas del día. Este instrumento fue creado durante sus estudios en la Universidad de Tokio, Japón, donde adquirió el grado académico de doctor con un estudio sobre volcanes.


Aunque no quiso revelar el lugar donde se instaló el sensor, para evitar curiosos y sobre todo que pudieran extraerlo, enfatizó que con la ayuda de este mecanismo se puede conocer con más precisión los cambios en la actividad del ‘Popo’.


El especialista indicó que la actividad que se está presentando del Popocatépetl es normal dentro de la fase 3 de alerta y agregó que por fortuna no existe una deformidad en el volcán, además en los últimos tres días ha estado bastante tranquilo.


 “A partir del año pasado, en diciembre, se presentaron temblores en toda la región donde nunca tiembla, como en Huaquechula, San Nicolás de los Ranchos, la zona del estado de Morelos, en el claro de México. Con estos temblores nos dimos cuenta que venía en camino una emisión de magma y es lo que estamos observando con toda certeza, la evaluación de los temblores es megaimportante, así como el análisis de la ceniza”, indicó.


Comentó que la ceniza tiene características propias y por lo tanto hay que tomar en cuenta que no es un abono y que el contacto con las personas debe evitarse, así como las actividades al aire libre, cuidar a niños y personas de la tercera edad a su exposición.


 “La ceniza no la veamos como un enemigo”, dijo el especialista. Comento que se está también analizando y el color y la química del material, misma que ha ido cambiando de grosor con forme avanza la actividad, pero “lo que verdaderamente importa es el color, ya que entre más clara sea la ceniza el nivel de explosión es más alta, y más obscura es menor”, agregó Salgado Pareja.


Sobre los sismos vulcanianos, explicó que después del sismo del 19-S algunas construcciones resultaron dañadas y sólo pueden colapsar con otro sismo, pero no con las vibraciones del coloso, ya que éstas no son de otra naturaleza, e indicó que las vibraciones del Popocatépetl no tienen la energía necesaria para ‘tumbar’ estos edificios.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico