Miercoles, 21 de Abril del 2021

Buscan arma con la que ganadero mató al pequeño Santi en Cholula

Miércoles, 07 Agosto 2019 03:05
Buscan arma con la que ganadero  mató al pequeño Santi en Cholula

Catean casa del sospechoso Ricardo Abraham N. El ganadero de 61 años de edad fue detenido el pasado 30 de julio en el municipio de San Martín Texmelucan y actualmente se encuentra interno en el penal de San Miguel

Luisa Tirzo / Maribel Morillón / San Pedro Cholula

@Diario_Cambio



La tarde del martes 6 de agosto, elementos de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) y de la unidad de operaciones especiales, realizaron un cateo en la casa de Ricardo Abraham N, presunto homicida del pequeño Santiago Calixto, en busca del arma con la cual presuntamente provocó la muerte del menor el pasado 4 de mayo.


El arma de fuego calibre .32 milímetros con la que fue asesinado el niño Santiago Calixto fue el principal objetivo de la Fiscalía General del Estado durante la diligencia de cateo realizada en la casa de Ricardo Abraham, el presunto homicida.


A tan solo unas horas de que un juez de control dictó auto de vinculación a proceso en contra del ganadero de 61 años de edad, la Fiscalía General del Estado le dio cumplimiento a una orden de cateo que obtuvo de una autoridad judicial para realizar una inspección y recolección de indicios en la propiedad ubicada en la 15 Oriente, casi esquina con la 2 Sur.


Hasta ese sitio arribaron decenas de elementos de la Fiscalía General del Estado desde cerca de las 14:00 horas, implementando un fuerte dispositivo a las afueras del inmueble pero también en las calles aledañas, donde se hizo un corte de circulación para impedir el paso de automovilistas y transeúntes que pudieran interferir con las diligencias.


Aunque la orden de cateo fue emitida para buscar indicios en general con relación al caso de homicidio cometido en contra del pequeño Santiago de 9 años de edad, fuentes ministeriales confirmaron que el objetivo principal era buscar el arma homicida, pues conocen que era de calibre .32 milímetros; al momento de la detención Ricardo Abraham, este no la llevaba.


Fue el testimonio de uno de sus vecinos, quien aseguró que la noche del 4 de mayo lo vio discutiendo con un vecino y empuñando un arma de fuego, lo que permitió que el juez de control dictar el auto de vinculación a proceso motivo por el cual el aseguramiento de esta arma se ha vuelto fundamental para avanzar en el caso.


De acuerdo con lo pactado en la audiencia del lunes, la Fiscalía solamente cuenta con 2 meses como plazo de cierre de investigación para aportar evidencia sustancial al caso, ya que si bien tiene la posibilidad de solicitar una extensión, la carga de la prueba es completamente suya.


Cabe destacar que durante la diligencia también se pudo ver a la familia del detenido en la zona, así como un abogado particular que se encargó de vigilar que la medida se estuviera realizado conforme a derecho por parte de la Fiscalía.


Detención del ganadero


El ganadero de 61 años de edad fue detenido el pasado 30 de julio en el municipio de San Martín Texmelucan, y actualmente se encuentra interno en el penal de San Miguel; el juez de control lo vinculó a proceso por homicidio simple el pasado lunes 7 de agosto durante una audiencia, a pesar de que no se encontró el arma con la cual presuntamente provocó la muerte del pequeño de 9 años de edad.


Ricardo Abraham vivía a calle y media de donde murió el pequeño Santiago Calixto, quien en ese momento se encontraba ayudando a su abuelo Ernesto a cuidar coches en un evento social del Hotel María Sofía.


El presunto homicida es fiel seguidor de Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), incluso mostraba su apoyo a quienes se postularon por ese partido en Puebla y la región.


El hombre se dedicaba a la compra y venta de ganado en la región de Cholula y Texmelucan; gustaba de la música norteña y de vestir de botas y camisa a cuadros.


Su detención se dio a 85 días del asesinato del pequeño Santiago Calixto, quien se encontraba dando salida junto con su abuelo Ernesto, de 68 años de edad, a los vehículos del estacionamiento del Hotel María Sofía; el pequeño sólo alcanzó a decirle a su abuelo que lo abrazara fuerte y después suspiró por última vez.


 

archivo historico