Miercoles, 21 de Abril del 2021

Patcy Dorel se entrega a la policía, tras dos años de estar prófuga por el encubrimiento del crimen de su hijo en Chietla

Martes, 24 Septiembre 2019 19:01
Patcy Dorel se entrega a la policía, tras dos años de estar prófuga por el encubrimiento del crimen de su hijo en Chietla

Fue el 19 de octubre del 2017 que el pequeño Joshcar Mateo ingresó al Hospital del Niño Morelense, luego de quedar inconsciente tras una golpiza que su padrastro Absalón Giovanni le propinó. De inmediato el pequeño fue reportado con muerte cerebral, y un par de días después su corazón dejó de latir.

Luisa Tirzo

@Luisa Tirzo



Después de estar prófuga de la justicia por casi dos años, Patcy Dorel A. de 28 años de edad originaria del municipio de Acatlán de Osorio, se entregó ante el Ministerio Público de Izúcar de Matamoros por encubrir a su pareja sentimental Absalón Giovanni C. quien asesinó a golpes a su pequeño hijo de cinco años de edad, Joshcar Mateo.


Fue el 19 de octubre del 2017 que el pequeño Joshcar Mateo ingresó al Hospital del Niño Morelense, luego de quedar inconsciente tras una golpiza que su padrastro Absalón Giovanni le propinó. De inmediato el pequeño fue reportado con muerte cerebral, y un par de días después su corazón dejó de latir.


En sus primeras declaraciones, el padrastro dijo a los médicos, que el menor fue mordido por un perro y luego se contradijo al señalar que “estaban jugando luchitas”. Al verse expuesto, el sujeto trató de darse a la fuga y en su intento, golpeó a un policía que custodiaba el hospital.


Después de que se declaró la muerte del menor, el sujeto fue acusado de homicidio y desde entonces está recluido en la ciudad de Cuernavaca Morelos.


En tanto, Patcy Amador era considerada prófuga de la justicia, pues sus propios padres la acusaron de encubrimiento.


Familiares de la mujer, confirmaron a CAMBIO Regionales que ésta se entregó al Ministerio Público de Izúcar de Matamoros, luego de evadir a la justicia e incluso no haber acudido al sepelio de su pequeño hijo.


Aunque la mujer era originaria de Acatlán de Osorio, vivía en la comunidad de Escape Lagunillas en Chietla, hasta el día en que su pareja acabó con la vida de su hijo.

archivo historico