Miercoles, 21 de Abril del 2021

Karina confiesa: pidió más cajones de estacionamiento y un comedor para el nuevo San Alejandro

Jueves, 28 Febrero 2019 01:23
Karina confiesa: pidió más cajones de estacionamiento y un comedor para el nuevo San Alejandro

Derechohabientes pagan por caprichos de la alcaldesa. La presidenta municipal de San Andrés Cholula no otorga permisos a la constructora Sacyr porque exige la inclusión en el proyecto de cajones de estacionamiento y un comedor, esto a fin de inhibir la proliferación de vendedores ambulantes en la zona, exigencia de los vecinos de la zona

Luisa Tirzo / San Andrés Cholula

@Diario_Cambio



La alcaldesa de San Andrés Cholula acepta que no entregado los permisos a la constructora Sacyr porque no les han entregado el proyecto modificado, pues exige, por presión de los vecinos, cajones de estacionamiento, comedor para evitar el ambulantaje, seguridad y vialidades aptas para la constante circulación de vehículos.


“En el tema de la construcción del nuevo Hospital San Alejandro, la empresa que realiza la construcción del hospital no nos ha acercado el proyecto. Yo pregunto, por sentido y lógica común, ¿qué le voy a dar permiso si no conozco el proyecto? Hay una normatividad y aunque sea una dependencia federal no está apartada de tener que estar sujeta a la disposición de desarrollo urbano en todo lo que tiene que ver con las normas que se piden para liberar un permiso de uso de suelo, de construcción, de lo que requiera”, señaló Pérez Popoca.


En entrevista, la presidenta municipal indicó que sus exigencias principales para otorgar el permiso son garantizar los cajones de estacionamiento y un comedor, esto para evitar el ambulantaje que tanto temen los vecinos prolifere tras la inauguración del nosocomio.


“Lo único que estamos haciendo es ser parte mediadora entre los vecinos que están inconformes por el tema que les preocupa y esto es el ambulantaje, la inseguridad, la falta de movilidad en la zona, porque las avenidas no están acondicionadas para recibir afluencia vehicular y todo este tipo de situaciones. Las propuestas que nosotros le estamos planteando a la constructora es que primero, por supuesto, un comedor para las persona que laboran donde puedan tomar sus alimentos, y lo otro garantizar cajones de estacionamiento”, señaló la alcaldesa.


Karina Pérez indicó que es necesario que se agilicen los trámites, porque los derechohabientes del Seguro Social, sobre todo los que están en la zona de La Margarita están viéndose afectados por esto.


La presidenta municipal de San Andrés recalcó, que no es el Ayuntamiento de San Andrés Cholula quien tiene paralizada la obra, sino que es un asunto entre la constructora y la delegación federal del IMSS.


Se echan la bolita


Por un lado, las autoridades de San Andrés Cholula se justifican al asegurar que la empresa Sacyr no les ha entregado el proyecto modificado y por otro, la delegación del IMSS en Puebla culpa a la alcaldesa de San Andrés por frenar la obra al pedir un cambio en el proyecto; en tanto, el sindicato de trabajadores a cargo de Javier Gasca, mantiene una huelga, supuestamente para presionar al IMSS a que no le quiten la adjudicación de la obra a la constructora.


Sacyr es una firma española que incursionó en el mercado mexicano en el 2017, y el año pasado, tras competir con otras seis empresas, logró la adjudicación de la obra del nuevo Hospital San Alejandro, sin embargo, trascendió que por irregularidades en el proceso de licitación está a punto de perderla.


Cabe recordar que en febrero del año pasado, el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, prometió que a finales del 2018 estaría listo el Proyecto de Emergencia para la sustitución del Hospital General Regional San Alejandro, Puebla.


Sin embargo, han pasado dos meses tras el vencimiento de dicho plazo y la obra se mantiene la incertidumbre y no tiene para cuándo reanudarse.


Antes de este último pretexto, el Ayuntamiento de San Andrés Cholula insistió que los vecinos exigían 800 cajones de estacionamiento para evitar que los derechohabientes y trabajadores invadieran sus espacios.


Costos de la suspensión


Cabe destacar que el proyecto original fue revisado por un Consejo de expertos creado tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, que dañó el antiguo San Alejandro, mismo que revisó distintos espacios en la entidad para la reubicación del hospital regional.


Este Consejo eligió como la mejor opción el predio CIMA, pues se encuentra rodeado de la infraestructura necesaria, como vialidades y servicios; además se tuvo el respaldo del entonces gobierno de Tony Gali para otorgar los permisos correspondientes.


Fuentes cercanas al caso señalan que la inversión en la construcción del nuevo San Alejandro ronda los dos mil millones de pesos, mismo que daría atención a más de tres millones de derechohabientes del IMSS, además de dar empleo a cientos de trabajadores de la construcción; todo esto podría perderse.


El experto consultado por Diario CAMBIO indicó que los recursos para el proyecto ya están etiquetados y una modificación del mismo generaría un costo adicional y señaló que de cancelarse el actual, el IMSS tardaría tres años en concretar un nuevo proyecto.


Asegura que otro de los obstáculos que enfrenta el nuevo nosocomio es la presión de vecinos, entre los que destacan centros educativos privados y amplias zonas residenciales de media y alta gama.


Lo anterior se debe a que los dueños de inmuebles y predios serían perjudicados en la plusvalía de sus propiedades, ya en que la zona aumentaría el flujo vehicular y de personas, además que un hospital requiere de grandes cantidades de agua y energía para funcionar.


 

archivo historico