Miercoles, 23 de Octubre del 2019

Confirmado: BUAP no era asociado de Lobos BUAP AC; el equipo no era patrimonio universitario

Jueves, 10 Octubre 2019 02:33
Confirmado: BUAP no era asociado de Lobos BUAP AC; el equipo no era patrimonio universitario

Aunque el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, presumió durante su pasado informe que defenderá el ‘patrimonio’ de la universidad, desde 2011 la institución dejó de ser accionista de los Lobos BUAP al convertirse en una Asociación Civil, según se desprende de acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Puebla que están en poder de CAMBIO.

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



Aunque el rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, presumió durante su pasado informe que todos deben defender el patrimonio de la universidad, mantuvo oculto que desde 2011 la institución dejó de ser accionista de los Lobos BUAP al convertirse la sociedad en una Asociación Civil, según se desprende de acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Puebla que están en poder de CAMBIO.


El cambio en el status de la sociedad dueña del equipo licántropo se hizo a espaldas del máximo órgano de la institución, pues de acuerdo con las actas del Consejo Universitario, no hubo ninguna sesión en la que se tratara el tema y se diera la anuencia para hacer el cambio, en la época en la que era rector Enrique Agüera Ibañez y Esparza era el tesorero de la misma.


De acuerdo con la documentación expedida por el Registro Público de la Propiedad, hasta el mes de abril la sociedad estaba conformada por Alfonso Esparza Ortiz, Roberto Ruiz Esparza, Teresa Ríos Fuentes, Oscar Gilbón Rosete, Juan Carlos Bozikian Villaseñor y la empresa Garden Teas de México, quien contaba con todo el valor del capital de Club Lobos BUAP Asociación Civil, equivalente a 180 millones de pesos.


Sólo cinco meses la BUAP fue accionista de Lobos


La denuncia interpuesta por el empresario Mario Mendívil Blanco en contra del rector Alfonso Esparza Ortiz abrió la ‘caja de Pandora’ para el académico, pues ya no sólo es el presunto desvío de recursos por más de 464 millones de pesos, sino que ahora sale a la luz que la BUAP nunca tuvo en propiedad al equipo Lobos.


“La BUAP, al no formar parte de dicha asociación civil, Club Lobos BUAP, es inverosímil que haya depositado en el patrimonio de esta última los 464 millones 656 mil 398 pesos, que al menos se aprecian en la documentación”, cita la publicación de Milenio, quien tuvo acceso a la denuncia presentada por el abogado Javier Coello, representante legal de Garden Teas.


Ante esto, CAMBIO se dio a la tarea de investigar quiénes formaban parte de los accionistas de la Asociación Civil de Club Lobos BUAP antes que cedieran el cien por ciento de su capital a Garden Teas, empresa de Mario Mendívil, que a la postre fue vendida a Ciudad Juárez.


En mayo de 2011 se constituyó en sociedad Club de Futbol Lobos BUAP S de RL de CV, con el objeto social de administrar, dirigir y representar al club mexicano de futbol profesional denominado “Lobos BUAP”, misma que contaba con un capital social de tres mil acciones dividido entre dos socios: José Juan Jiménez García y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, quien contaba con dos mil 997 acciones de la sociedad.


No obstante, cinco meses después esta sociedad desapareció para conformar en agosto del 2011 Club Lobos BUAP AC, donde los asociados eran el ex rector de la BUAP Enrique Agüera Ibáñez, Damián Hernández Méndez, José Juan Jiménez García, Roberto Ruiz Esparza, Teresa Ríos Fuentes y José Alfonso Esparza Ortiz, quien en ese entonces figuraba como tesorero de la institución.


El documento proporcionado por el Registro Público de la Propiedad evidenció que la BUAP fue eliminada de la segunda sociedad a diferencia de la primera creada, donde contaba con más del 99 por ciento de las acciones del equipo de futbol.


Desde entonces y hasta la fecha en que el equipo fue vendido a Ciudad Juárez, la BUAP no fue integrada como accionista, al contrario, el negocio fue escalando a favor de Esparza Ortiz, quien en julio de 2017 nombró como apoderada del club a su hija Luza Esparza, quien asumió las veces de presidenta del equipo.


Hasta antes del pleito legal con Garden Teas, la sociedad de la AC estaba conformada por Alfonso Esparza Ortiz, Roberto Ruiz Esparza, Teresa Ríos Fuentes, Oscar Gilbón Rosete, Juan Carlos Bozikian Villaseñor y la empresa propiedad de Mario Mendívil, quien contaba con la totalidad del valor de la sociedad que equivalía a 180 millones de pesos.







 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico