Martes, 04 de Agosto del 2020

Santísima Virgen de los Dolores llora por sus hijos

Jueves, 03 Octubre 2019 20:24
Santísima Virgen de los Dolores llora por sus hijos

Al haber gente reunida, fieles devotos de San Pedro, llenos de fe ante el milagro, se le rezó un rosario a la virgen, e indican que seguía llorando.

Staff Diario CAMBIO

@Diario_Cambio



“La madre santísima de los Dolores lloró, sus lágrimas recorrieron su mejilla, tal vez nos indica que está sufriendo por tanta maldad que hay en el mundo, para que nos enmendemos, para que tengamos fe, y para que nos unamos más en familia. La madre santísima lloró, por nuestros pecados, lo que sí, que es un milagro, lo crean o no, es un milagro”, dijo la señora Lidia Mendoza Trejo, quien tiene su domicilio en la calle Juan Acuña número 34, de la colona Barrio Saltillo.


“Las vecinas de este sector pedimos la imagen de la Virgen de los Dolores al joven Ricardo Ávalos de Luna y a su abuela doña Cata Chaírez, ellos la tienen en su casa, en la colonia Las Rosas. Dicen que el joven Ricardo trajo esa imagen de San Juan de los Lagos, hace como un año, se la regaló a su madre, ya que había sufrido la pérdida de un hijo, es la Virgen de los Dolores, que consuela a quienes sufren este tipo de acontecimientos lamentables”, indicó.


Menciona que la virgen comenzó a peregrinar por cada casa de la colonia, el pasado martes primero de octubre. Primeramente llegó a la casa de la señora Roa Pérez. Menciona la señora Lidia, que ella estaba ahí, para ayudar a poner el altar.


La sorpresa y el milagro se hicieron presentes, afirma, Rosa se acercó para encender la veladora, y fue cuando clamo; “Que le hicieron a la madre santísima, está llorando”… Manifiesta doña Lidia, que nadie lo podía creer, pero donde hay fe, está dios, y la virgen, asegura, trata de dar un mensaje, tal vez de algo que se avecina, o simplemente, de que se predique el amor y la paz al prójimo. Para el miércoles 2 de octubre, la virgen llegó a la casa de doña Lidia: “La madre santísima llegó a mi casa llorando.


Al saber esto las y los vecinos y gente de otros sectores de la ciudad, llegaron a mi casa, porque es un milagro. Yo padezco de la vista, no dude en tomar la lágrima de la virgen y untármela en mis ojos”… Al haber gente reunida, fieles devotos, llenos de fe ante el milagro, se le rezó un rosario a la virgen, e indican que seguía llorando.


“Hay tanto odio en el mundo, tantos desastres naturales, todo por la culpa de los mismos seres humanos, la virgen llora, está sufriendo, seguro que quiere que miremos su sufrimiento y pongamos amor en nuestro ser, es un milagro, la verdad es un milagro”, comenta.


La virgen volvió la noche del mismo miércoles a la casa del joven Ricardo, la iban a llevar con un sacerdote, ahora, estas fieles devotas, esperan que termine el recorrido en todas las casas de la colonia, porque todos quieren presenciar el milagro y ver esa tierna imagen, que es proveedora de fe y esperanza.


Con información de Milenio

archivo historico