Domingo, 27 de Septiembre del 2020

Lozoya Austin también hizo negocios corruptos en Puebla: CycloShare

Miércoles, 29 Mayo 2019 02:10
Lozoya Austin también hizo negocios corruptos en Puebla: CycloShare

La estela de corrupción que dejó Emilio Lozoya Austin también incluyó a Puebla capital, pues en noviembre de 2014 prometió que Pemex donaría dos mil 100 bicicletas para instalar un sistema público de transporte y movilidad a cambio de otorgar la concesión a la empresa CycloShare de Ricardo Pierdan, sin embargo, estas unidades nunca fueron entregadas por la petrolera.

Luis García

@luis_ggarnica



La corrupción de Emilio Lozoya Austin también tocó Puebla cuando en noviembre de 2014 prometió que Pemex donaría dos mil 100 bicicletas para instalar un sistema público de transporte y movilidad a cambio de otorgar la concesión a la empresa CycloShare de Ricardo Pierdan, sin embargo, estas unidades nunca fueron entregadas por la paraestatal.


Actualmente el ex director de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto enfrenta una orden de aprehensión girada por un juez federal debido a los señalamientos de corrupción en su contra por haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.


Sin embargo, los poblanos también padecieron las artimañas de Lozoya Austin cuando en 2014 prometió al gobierno municipal encabezado por Antonio Gali Fayad la donación de dos mil 100 bicicletas para poner en marcha el programa de bicicletas públicas, a cambio de que la concesión por 10 años fuera entregada a la empresa CycloShare.


Cabe destacar que Ricardo Pierdan, socio mayoritario de CycloShare, es hermano de Aurora Pierdan, quien durante varios años laboró en Petróleos Mexicanos bajo las órdenes de Emilio Lozoya.


Ante el ofrecimiento del entonces director de Pemex, que hoy enfrenta una orden de aprehensión por supuestos actos de corrupción, el Ayuntamiento de Puebla capital rechazó la oferta de la empresa NextBike que era 30 por ciento más barata respecto a la propuesta de CycloShare para poner en marcha el sistema de bicicletas públicas y que requería una inversión menor a los 72 millones de dólares.


Fue en noviembre de 2014 cuando Emilio Lozoya Austin, en el marco de la inauguración de la ciclopista de la Vía Atlixcáyotl, se comprometió a que Pemex donaría al gobierno de la capital poblana dos mil 100 bicicletas para poner en marcha el sistema público de este medio de transporte.


No obstante, la promesa incumplida por Lozoya Austin la realizó a cambio de beneficiar con la concesión de este servicio por 10 años a la empresa CycloShare, propiedad de Ricardo Pierdan, hermano de Aurora Pierdan, una de sus principales colaboradoras en Pemex.


Lozoya incumplió su promesa en 2016


En 2014, el entonces director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, se comprometió a donar dos mil 100 ‘bicis’. Pero en 2016, la paraestatal, a través de un oficio, informó al Ayuntamiento de Puebla que no había recursos suficientes, producto de las bajas ventas del petróleo y la devaluación del peso.


Aunque CAMBIO informó que el acuerdo consistía en un convenio con Petróleos Mexicanos para utilizar las unidades, pero al no tener las dos mil 100, CycloShare tuvo que pagar en su totalidad el sistema Bici Puebla, hoy UrbanBici, provocando un retraso en la instalación de las estaciones.


Lozoya queda bien con el morenovallismo


En noviembre de 2014 Emilio Lozoya aprovechó su visita a Puebla para anunciar en la inauguración de la ciclopista del Bulevar Atlixco el financiamiento de un programa de movilidad urbana para la capital a través de un sistema de bicicletas públicas, ante Rafael Moreno Valle como gobernador y Antonio Gali Fayad como alcalde de la capital.


Meses después del anuncio, Antonio Gali, ya en funciones como edil, informó que la prueba piloto de bicicletas públicas operada por Clear Channel dejaría de funcionar en abril de 2015, pues iniciaría CycloShare. No obstante, las bicicletas que iba a subsidiar Pemex nunca llegaron.


Ayuntamiento de Gali obstaculizó a NextBike


Una vez que Pemex de Lozoya no cumplió y la salida de Clear Channel, el Ayuntamiento de Gali optó por concesionar a CycloShare; dejando afuera a la empresa NextBike se acercó a la administración para ofrecer sus servicios en el 2014, quien daba una opción más económica.


La administración de Gali dio la concesión sin licitación de por medio, la cual provocó controversia entre distintos actores del municipio, no obstante, el convenio fue firmado en junio de 2015 para su supuesta implementación a finales del mismo año.


archivo historico