Lunes, 23 de Septiembre del 2019

En época de RMV, el DIF quiso arrebatarme a mis hijos para darlos en adopción: madre narra su calvario (VIDEO)

Lunes, 02 Septiembre 2019 02:29
En época de RMV, el DIF quiso arrebatarme a mis hijos para darlos en adopción: madre narra su calvario (VIDEO)

En tiempos de Rafael Moreno Valle, 2015, el Sistema Estatal DIF (SEDIF) intentó arrebatarle a Liliana Hernández Mena a sus dos hijos. La mujer narra a CAMBIO el calvario que vivió: primero la amenazaron, después la metieron a la cárcel y por último intentaron dar en adopción a los menores de edad.

Valeria Gallardo

@Valery_23



En 2015 el Sistema Estatal DIF (SEDIF) confabuló para arrebatarle a Liliana Hernández Mena a sus dos hijos, primero la amenazaron, posteriormente la metieron a la cárcel y por último intentaron dar en adopción a los menores de edad. Hoy denuncia irregularidades por parte del DIF y de cinco funcionarios del Gobierno del Estado en la época de Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso.


En entrevista con CAMBIO, la madre narra el calvario que vivió en 2015 al señalar que la representante legal de adopciones del DIF, María de Ángeles López Rosales, le informó que los niños serían dados en adopción ya que se encontraban en la lista y que estarían mejor con otras familias que les iban a dar educación.


Ante esto, Hernández Mena denunció bajo la averiguación previa 2048/2015 de la entonces Procuraduría General de Justica a Maciel Merino Aguirre, trabajador Social del DIF; Claudio Vega Ramos, responsable de la representación legal de adopciones del DIF estatal; María de Ángeles López Rosales, parte del Ministerio Público del DIF; María Fabiola Herrera Rosas, procuradora del menor; Claudio Vega Ramos, responsable del área de violencia intrafamiliar.


La abuela se los llevó para nunca regresarlos


En entrevista con CAMBIO narró que todo inició en julio del 2015, después de regresar de trabajar fue a recoger a sus hijos, que son medios hermanos, con una de sus abuelas, “ese día llegué a la casa y mis hijos ya no estaban, el niño tenía ocho años y la niña iba a cumplir cinco, después la abuela me comentó que los niños se encontraban en el DIF, eso fue el 3 de julio de 2015”.


Por lo que presentó una demanda por sustracción de menores y ante esto se dio cuenta que los menores de edad no fueron llevados al DIF de Cuautlancingo, sino al DIF Estatal en Puebla al centro llamado “El Jacalito”, donde obligaron al padre biológico de uno de los menores a firmar un documento donde desistía de presentar alguna queja por haberlos llevado a ese lugar.


“El DIF ocultó el expediente original, ya que cuando los niños llegaron el médico legista comentó que no llegaron golpeados. La psicóloga dijo que no sufrían el síndrome del niño maltratado, sin embargo, sí se notaba la ausencia del papá”.


Los niños estaban en la lista de adopción


La madre comentó que la representante legal de adopciones del DIF, María de Ángeles López Rosales, le informó que los niños serían dados en adopción ya que se encontraban en la lista y que estarían mejor con otras familias que les iban a dar educación, a pesar de que, de acuerdo con el diagnóstico de los médicos legistas, ninguno de ellos presentaba el síndrome del niño maltratado o señales de golpes recientes.


“Cuando yo fui a buscar a mis hijos, Maciel Merino, la trabajadora social, cuando le dije quién era, me dijo ‘ahorita no tengo tiempo, vente otro día, yo no tengo nada que tratar contigo, tú no tienes nada que hacer aquí, los niños van a estar mejor y necesito que me firmes la patria potestad de tus hijos al DIF, para darlos en adopción’”.


Y es por eso que buscó ayuda para que el caso se hiciera público y se acercó a la organización el Movimiento por la Esperanza, “con el señor Jorge Méndez y Luis Morales, fueros los que me ayudaron y me asignaron a un abogado, por lo que evitaron que mis hijos fueran dados en adopción, además que presentaron una demanda contra los presuntos responsables de querer dar a mis hijos en adopción sin mi autorización”, comentó Liliana.


La metieron a la cárcel pero evita que los den en adopción


Tras darse a conocer el tema en los medios y presentar un recurso ante la justicia federal, el sistema DIF tomó represalias en contra de Liliana, “el DIF cumplió su amenaza y giró la orden de aprehensión en mi contra”.


Después de la imposibilidad de darlos en adopción a otras familias por ser un asunto mediático, los menores fueron enviados a hogares disfuncionales y con problemas; el niño que tenía ocho años fue mandado con la abuela paterna que sufría diabetes e hipertensión, mientras que a la niña de cuatro años la llevaron con su papá biológico, quien fue denunciado por violencia intrafamiliar, además de que se encontraba en tratamiento por consumo de drogas.


Fue el 28 de enero del 2016 que el padre del menor de ocho años le marcó para que fuera a ver al niño que supuestamente estaba enfermo. Al llegar al domicilio fue detenida y liberada bajo fianza al pagar 25 mil pesos.


Después Liliana le presentó pruebas a Rosa Gisela Barranco Baños, que en ese entonces era juez sexto de lo penal, de que sus hijos no estaban viviendo en condiciones dignas “yo le llevé fotos de mis hijos, que cómo vivían conmigo y cómo estaban viviendo con sus padres, yo le mostré fotos con los zapatos rotos, lo que ella hizo fue voltear al techo y decirme ‘a mí ni me lo muestres, no pierdas tu tiempo, eso a mí no me interesa, tu estas aquí por otro delito’”.


Irregularidades en el caso


Liliana comentó que desde que le quitaron a sus hijos hubo muchas irregularidades, ya que cuando fueron entregados al DIF fue el 3 de julio del 2015 y el DIF le entregó un documento con fecha 10 de julio, el cual indicaba que los niños fueron entregados el 9 de julio.


Otras de las irregularidades que comentó la madre fueron los estudios socioeconómicos y psicológicos a su familia cuando pelearon por la custodia de sus hijos, “los estudios a mis papás les realizaron en cerca de un mes, a diferencias de las familias de sus papás que las realizaron en dos días”.


Los niños fueron entregados con sus padres biológicos, la niña fue trasladada a la casa de su padre, quien fue denunciado por violencia intrafamiliar, además de que se encontraba en tratamiento por consumo de drogas, mientras el niño a casa de abuela paterna que sufre de diabetes e hipertensión.


Antes de entregar a la niña a su padre biológico, le dio la patria potestad al padre del niño, lo cual no está permitido por el reglamento.


Por último, cuando la Liliana fue detenida el 28 de enero, los encargados de detenerla no iban en un carro oficial de la Secretaría de Seguridad Pública ni llevaban una orden de aprehensión en su contra, “sólo una hoja con el nombre de Iliana”.


Pide ayuda a Barbosa


Después de las declaraciones del gobernador Miguel Barbosa de la venta y adopciones irregulares de menores a través del Sistema DIF en administraciones pasadas, pidió al mandatario retomar su caso para que le regresen a sus hijos.


Por eso Liliana le pidió al gobernador Miguel Barbosa que investigue las irregularidades del DIF del 2015, “que investigue los casos y deslindar responsabilidades sobre quien sea, lo haga, y espero que mejore la situación de vida de mis hijos”.


También mencionó que su caso iba a ser atendido por la presidenta del patronato del Sistema Estatal DIF, Martha Erika Alonso Hidalgo, pero renunció para ser secretaria general del PAN en el estado; le envió correos a la entonces esposa de Rafael Moreno Valle y le comentó que los iba a revisar personalmente para atender su caso, “me respondió que lo iba a checar, pero en ese tiempo ella renunció al DIF”.


Después de cuatro años


Liliana comentó que después que la mandaron al Cereso de San Miguel, su hijo le dijo, “mamita, ya no me busques, ya déjame, prefiero saber que estás lejos pero que estás bien a que mi papá te vuelva encerrar”. Además de que su hijo mayor no acude ya a la escuela, pues se va a trabajar con el papá de albañil. Y a la hija la ve desde la azotea, pues no puede estar cerca de ella.


“El DIF nunca mandó trabajador social a las respectivas casas en donde ahora viven mis hijos, para mí es una impotencia no poder ver a mis hijos y saber que están mal, mi hijo está por cumplir 13 años y ya no va a la escuela, se va a trabajar de albañil con su padre”.


En los últimos días comentó que sigue buscando poder ver a su hija, los sigue viendo a tres cuadras de sus casas, “a pedirle de favor a la vecina me dé permiso subirme a la azotea para poder verla aunque sea de lejos”.


  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico