Jueves, 17 de Junio del 2021

Esparza usó Farmacias Fleming para triangular desvíos a Lobos BUAP

Miércoles, 02 Octubre 2019 02:11
Esparza usó Farmacias Fleming para triangular desvíos a Lobos BUAP

Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), utilizó a las Farmacias Universitarias Fleming para triangular recursos de la institución a favor del equipo Lobos, pues a través de la misma pagó al cuadro licántropo por portar la publicidad de dicho organismo en la playera de julio de 2017 a julio de 2018, cuando su hija Luza Esparza encabezaba a la oncena.

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



(–Tercera de tres partes–)


El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, utilizó a las Farmacias Universitarias Fleming para triangular recursos de la universidad y desviarlos a favor del equipo de Lobos para complacer el capricho de su hija Luza Esparza, quien fungía como la directora Deportiva.


Los 177 millones de pesos que llegaron a las arcas del club durante el 2017, debut del equipo en la Liga MX, fueron ‘invertidos’ por Esparza Ortiz como parte de un patrocinio del club con las franquicias de farmacias propiedad de la BUAP, pues su logo era parte de la publicidad de la playera que utilizaron los jugadores para el Apertura 2017.


No obstante, la BUAP mantiene ‘bajo llave’ los estados financieros de la Gerencia General de Farmacias Universitarias Fleming, ya que no se encuentran transparentados dentro de su ejercicio fiscal 2017, a pesar de ser un órgano descentralizado de la propia institución y para la que la propia universidad destina recursos para su funcionamiento.


BUAP-Farmacias Fleming-Lobos: Esparza y su triangulación de recursos


Dentro del primer informe de labores de su periodo 2017-2021, Alfonso Esparza evidenció que una de las acciones relevantes de las Farmacias Universitarias Fleming fue, entre muchas otras, fungir como ‘Patrocinador del Club Lobos BUAP Julio 2017–Julio 2018’, que coincide con el ascenso del equipo de la jauría al máximo circuito del balompié azteca.


Este hecho quedó plasmado dentro de la playera que vistió el equipo licántropo para el Apertura 2017, donde la firma mexicana Keuka colocó el logo de las farmacias universitarias a un costado del de la Liga MX en la manga derecha de las playeras de los jugadores.


Como CAMBIO evidenció en su edición de este martes, el rector desvió 177 millones de pesos para solventar los gastos del equipo a su llegada a ‘primera’, por lo que para no ser detectado asignó recursos propios de la institución, el cual consiste en los ingresos obtenidos por las ventas de bienes y servicios de la universidad a través de las Farmacias Universitarias Fleming.


Sin embargo, aunque Esparza Ortiz se ha ‘escudado’ en que no se utilizaron recursos públicos, a la Gerencia General de Farmacias Universitarias Fleming sí ingresan, pues con estos se han construido varias franquicias dentro y fuera del estado, remodelado la sucursal icónica del Centro Histórico, por lo que probablemente recursos económicos destinados a este rubro fueron transferidos a Lobos BUAP.


BUAP, cero transparente con ingresos de Farmacias Fleming


A pesar de que puede ser considerado un organismo descentralizado de la propia BUAP, las Farmacias Universitarias Fleming estarían obligadas a transparentar el uso de sus recursos, ingresos y egresos, dentro de la plataforma de Trasparencia del Gobierno.


De esta forma, los recursos que ingresan a la BUAP por parte de las farmacias y su estación de servicio se han convertido en la caja chica de la universidad, cuyos recursos pueden ser manejados a placer por el rector de la BUAP para cumplir sus caprichos, como el de darle a su hija un equipo de futbol para dirigir.


Sin embargo, ni en la PTN ni en el propio ejercicio fiscal de la institución se encuentran datos de este tipo, por lo que la BUAP los mantiene ocultos para no rendir cuentas de los posibles malos manejos de la institución a manos de Alfonso Esparza, quien ha desbancado a la institución con más de 466 millones de pesos para salvar al equipo de la jauría, mismo que no pudo conservar en la ciudad y fue trasladada a Ciudad Juárez bajo una venta que también se hizo ‘bajo el agua’ por parte de Mario Mendívil, la Federación Mexicana de Futbol y los dueños de ‘Bravos’.




archivo historico