Miercoles, 15 de Julio del 2020

Elección extraordinaria reajustó el tablero político: inició la era del barbosismo

Martes, 31 Diciembre 2019 02:12
Elección extraordinaria reajustó el tablero político: inició la era del barbosismo

El resultado de las elecciones fue arrasador para Miguel Barbosa al superar por 11 puntos y más de 174 mil votos al segundo lugar, Enrique Cárdenas Sánchez; mientras que Albero Jiménez Merino mostró ser un donadie para los poblanos

José Campos

@josecamp11



En el 2019 se vivió un proceso electoral extraordinario para elegir al gobernador del estado de Puebla debido a la muerte de la ex gobernadora Martha Erika Alonso el 24 de diciembre de 2018; el resultado de los votos realizados por los poblanos le dieron la gubernatura al candidato de la coalición de Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, además de que mostraron el declive del PRI y mostraron el lado oscuro de Enrique Cárdenas Sánchez.


El resultado de las elecciones fue arrasador para Miguel Barbosa al superar por 11 puntos y más de 174 mil votos al segundo lugar, Enrique Cárdenas Sánchez; mientras que Albero Jiménez Merino mostró ser un donadie para los poblanos al obtener la paupérrima cantidad de 281 mil votos.


La campaña electoral mostró ‘el lado oscuro’ del candidato común del PAN, PRD y MC, Enrique Cárdenas Sánchez, quien ocultó la información al INE de una camioneta donada en comodato para su candidatura y además salió a la luz el valor real de su hotel ‘La Quinta Luna’, que era superior a cien millones de pesos, mientras que en su declaración 3de3 registró un valor adquisitivo de poco más de 18 millones y además se mostró intolerante ante los cuestionamientos y críticas de la prensa.



Al consolidarse Miguel Barbosa Huerta en las elecciones extraordinarias de 2019 como gobernador del estado, Erick Cotoñeto junto con su equipo de operadores mostró la amplia extensión que tiene el barbosismo en el estado; dentro de los actores principales para poder afianzarse el triunfo destaca David Méndez Márquez, quien obtuvo el puesto de subsecretario de Desarrollo Político del Estado.



Ante un escenario político frágil por la muerte de la ex gobernadora Martha Erika Alonso el pasado 24 de diciembre y el paso de cuatro gobernadores en Puebla durante el último año, Miguel Barbosa Huerta orquestó una campaña que giró en torno a la reconciliación política y social del estado.


El discurso y los spots de Miguel Barbosa destacaron por estar enfocados en la reconciliación, haciendo un llamado a los poblanos para sumarse a la Cuarta Transformación y construir un estado de paz.



El Instituto Nacional Electoral (INE) fue el encargado de realizar las elecciones extraordinarias en Puebla ante la poca fiabilidad del IEE por las elecciones realizadas en el 2018; el proceso se realizó con un saldo blanco en todo el estado, siendo éste el mayor logro del organismo.


Pese a esto, el debate que organizó el Instituto con los tres contendientes a la gubernatura de Puebla fue un fracaso, pues sólo logró que el cinco por ciento del padrón electoral del estado sintonizaran el evento, es decir, 230 mil poblanos observaron el debate.



Ante la designación de candidato a la gubernatura de Puebla de Miguel Barbosa Huerta por parte del Comité Nacional de Elecciones de Morena, el senador Alejandro Armenta Mier protagonizó un berrinche al intentar aferrase a la candidatura y comenzó una guerra contra los órganos de su propio partido.


En total, Armenta Mier presentó dos impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para intentar bajar la candidatura de su compañero de partido; fue hasta el cierre de campaña que Alejandro Armenta y Miguel Barbosa firmaron las pases y se retiraron las impugnaciones.



La Comisión Permanente Nacional del PAN designó como candidato común a Enrique Cárdenas para la elección extraordinaria del 2019, fue el dirigente nacional Marko Cortés quien dio el anuncio que hizo desatar fuertes críticas de panistas que buscaban la candidatura como Ana Teresa Miranda, Oswaldo Jiménez, Jorque Aguilar Chedraui, Francisco Fraile, entre otros.


Durante un evento de campaña pidió perdón a la militancia panista por hablar mal de la ex gobernadora Martha Erika Alonso en las elecciones del 2018 y su ratificación por el IEE; pese a esto, en reiteradas ocasiones hacía mención del mal manejo de los recursos de las administraciones panistas al frente del estado.  



Durante la campaña electoral, Enrique Cárdenas quedó como un mentiroso al ocultar información al INE, pues recibió como comodato una camioneta Nissan modelo X-Trial 2016 y no reveló el nombre de quien la entregó; otro de los secretos de Cárdenas fue el valor de su hotel ‘La Quinta Luna’ en San Pedro Cholula, el cual asciende a más de cien millones de pesos y fue reportado en su declaración 3de3 con un valor de adquisición de 18.2 millones.


Enrique Cárdenas no mostró tener madera de político durante su campaña, pues ante las constantes críticas y cuestionamientos realizados por la prensa, el candidato del PAN se mostró intolerante llegando a agredir verbalmente a un reportero de esta casa editorial al gritarle “¡No te da vergüenza!”, por cuestionarlo sobre la venta de un predio a un menor de edad.


 


El gobernador Miguel Barbosa Huerta fue víctima de una guerra sucia durante la campaña electoral desde un Call Center que es propiedad del panista Santiago Creel, donde se realizaba una encuesta para descalificar el discurso de Barbosa; posteriormente el gobierno municipal de Zapopan, Jalisco, publicó en sus redes sociales oficiales la invitación a un evento de Enrique Cárdenas donde pedían apoyo al candidato panista.



Ante la búsqueda de algún candidato que llevara al PAN a la gubernatura de Puebla en la elección extraordinaria del 2019, el dirigente nacional del partido, Marko Cortés, tenía contemplado a Antonio Gali Fayad como una carta fuerte para competir contra la ola morenista; fue el mismo ex gobernador Antonio Gali quien decidió descartarse para la candidatura en la elección extraordinaria y metió en cintura a su hijo, Antonio Gali López, negándole la misma oportunidad después de que revelara su interés por participar en el proceso.



Alberto Jiménez Merino, candidato del PRI en la elección extraordinaria 2019, demostró no ser conocido por los poblanos durante todo el proceso electoral, pues sus eventos políticos únicamente lograban reunir poco más de 300 militantes; hecho que fue reflejado en las votaciones al obtener sólo 281 mil 874 votos, más de 180 mil votos menos que el último candidato priista para la gubernatura, Enrique Doger Guerrero.



Ante la derrota morenista en la capital y zona conurbada durante las elecciones extraordinarias 2019, el gobernador Miguel Barbosa Huerta llamó a los morenistas a trabajar y analizar lo que han realizado de cara a las elecciones intermedias del 2021, ya que las votaciones demostraron el voto de castigo de la ciudadanía ante los pocos resultados que han dado los ediles del partido lopezobradorista.

archivo historico