Lunes, 24 de Febrero del 2020

2019: Tepexco, el linchamiento que le dio la vuelta al mundo

Lunes, 30 Diciembre 2019 02:29
2019: Tepexco, el linchamiento que le dio la vuelta al mundo

Los linchamientos en Tepexco y Cohuecan consternaron a la sociedad, pues cinco personas, entre ellos un menor de edad, fueron asesinadas por la turba, mismos que tenían armas y algunos se encontraban en estado de ebriedad

Yessica Ayala / Tepexco

@Diario_Cambio



Cinco personas fueron linchadas el miércoles 7 de agosto por pobladores de Reyes Teolco, Cohuecan, y Tepexco, quienes intentaron frustrar el secuestro de un comerciante, pero personas inocentes también fueron asesinadas; hasta el momento no hay personas detenidas ni se ha comprobado su participación en este crimen.


La multitud enardecida colgó a dos secuestradores y mataron a golpes a tres más, entre ellos un menor de 16 años de edad, luego de que cuatro sujetos levantaron a un hombre de aproximadamente de 61 años de edad, un empresario ganadero de Tepexco de nombre Andrés N a quien subieron a un vehículo Río Kia azul, modelo 2018, con placas de circulación XXD6723 del estado de Tlaxcala y con reporte de robo desde el pasado junio de 2019.



Los pobladores cercaron los Reyes Teolco dejando acorralados a los presuntos secuestradores, en su huida mataron a un habitante al intentar robarle su camioneta, con la que pretendían escapar de los vecinos y la policía. Más tarde fueron capturados, golpeados y colgados en esa comunidad, los cadáveres fueron trasladados al municipio vecino de Tepexco.



Más tarde, los pobladores encontraron a dos hombres escondidos a orillas de la carretera, los señalaron de ser parte de la banda de secuestradores y los llevaron hasta la presidencia.


Estos hombres se identificaron como Orlando A J, de 16 años, y Julio P N, de 32 años, ambos originarios de Santa María Xonacatepec, Puebla. Los sujetos fueron sacados de la comandancia por cerca de 300 pobladores, a quienes también golpearon. El hombre de 32 años murió por la golpiza, mientras que al joven de 16 años lo colgaron en la canasta de la cancha de basquetbol.



Luego del linchamiento de cuatro personas, dos presuntos secuestradores y dos más que hallaron escondidos entre la maleza, la multitud se encontraba iracunda; a la plaza de Tepexco acudió un tercer hombre, Genaro N, de 40 años, originario de la localidad de Rancho Michapa, municipio de Tepexco, quien aseguró que conocía a los dos últimos linchados y eran sus trabajadores; al instante, los pobladores lo señalaron como el líder de la banda y también fue ultimado a golpes y colgado.



Tras la muerte de los presuntos secuestradores, acudieron 148 elementos policiacos de distintas corporaciones, tanto de la Policía estatal como de diversas fuerzas municipales de la región como Tochimilco, Tepeojuma, Atlixco, Izúcar de Matamoros, Huaquechula, Tianguismanalco, Tepemaxalco y Tepexco. Además al sitio ingresaron elementos de la Guardia Nacional. Sin embargo, los pobladores no entregaron los cuerpos.



El titular de Seguridad Pública, Miguel Idelfonso Amezaga, justificó la omisión de los cuerpos de seguridad afirmando que sí aplicaron los protocolos en caso de linchamiento, pero privilegiaron la negociación a fin de evitar un daño mayor y más muertos, pues se supo que entre los incitadores había personas armadas. En su momento máximo, la turba se conformó por 300 pobladores.


El director general de la Policía estatal, Carlos Cárdenas Ramírez, se convirtió en el primer mando de primer nivel en abandonar su cargo tras la entrada de Miguel Idelfonso Amezaga Ramírez a la Secretaría de Seguridad Pública estatal, luego de que presentó formalmente su renuncia al cargo.



Fuentes al interior de la Fiscalía General del Estado revelaron que las personas linchadas fueron identificadas como Moisés N, Genaro N, Orlando N, de 16 años de edad, Julio N y Ulises N.


En tanto, el cuerpo de Efraín N, quien fue asesinado a balazos por los presuntos secuestradores que en su intento de huida trataron de arrebatarle su camioneta, fue entregado a su viuda.



Tras el linchamiento, una tensa calma se hizo presente en ambos municipios pues la gente ya no habló de lo sucedido; el cerco informativo para que nadie revelara ni fotografías ni datos de lo ocurrido aquel fatídico 7 de agosto funcionó; ni la FGE ni Seguridad Pública de ambos municipios tienen idea de quién instigó el linchamiento al colgar, matar a golpes y prender fuego a siete personas, pues nadie reveló información.


La vida en Tepexco regresó a la normalidad, la plaza principal donde fueron colgados los cuerpos y aventados al centro se utiliza para el comercio, un puesto de ropa se instaló bajo el aro de basquetbol de donde fueron colgados, nadie puso ni una cruz ni una veladora, todo ha quedado en el olvido.



El gobernador Miguel Barbosa visitó ambos municipios el domingo 11 de agosto, cuatro días después de la tragedia, donde reprobó la justicia por propia mano y llamó a guardar el Estado de Derecho, sin embargo los involucrados no estuvieron presentes y prefirieron esconderse.


Al día siguiente, el subsecretario de Desarrollo Político del Gobierno del Estado, David Méndez Márquez, señaló que ya están en curso las investigaciones para determinar si hubo omisiones por parte de las Fuerzas de Seguridad municipales y estatales en Tepexco y Cohuecan que derivaron en la masacre; pero de quienes golpearon hasta la muerte y colgaron a otros no se sabe nada.



Tras la masacre de los linchamientos, las alcaldesas de Tepexco y Cohuecan -Aniceta Peña Aguilar y Filogonia Adorno- fueron las auténticas ‘ganonas’ con la visita del gobernador Miguel Barbosa, quien llegó cargado de gestiones y regalos, entre ellos cheques por 10 millones de pesos para cada uno de los municipios.


Ocho años después de la última visita de un gobernador a los municipios de Tepexco y Cohuecan, Miguel Barbosa Huerta visitó dichos municipios debido a los linchamientos de siete personas acompañado de ‘regalos’, pues a cada una de las presidentas municipales les entregó 10 millones de pesos para apoyos al campo, además de comprometerse a la restauración de carreteras, iglesias y escuelas, sin hacer referencia a los culpables de los linchamientos y tampoco se procediera a detenciones.



Tras el linchamiento de cinco presuntos secuestradores en los municipios de Tepexco y Cohuecan, se informó que dos de ellos eran originarios de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, en la capital poblana; estos hombres se identificaron como Orlando A J, de 16 años, y Julio P N, de 32 años.


Los sujetos fueron sacados de la comandancia por los cerca de 300 pobladores, a quienes también  golpearon. El hombre de 32 años murió por la golpiza, mientras que al joven de 16 años lo colgaron en la canasta de la cancha de basquetbol.


 

archivo historico