Lunes, 21 de Septiembre del 2020

2020 será el año de la incertidumbre: ¿se va o se queda?

Jueves, 02 Enero 2020 02:55
2020 será el año de la incertidumbre: ¿se va o se queda?

Los camoteros terminaron un triste año con un desangelado festejo de aniversario, falta de logros deportivos y una posible venta del equipo a otro estado

Jesús Hernández

@JessHernndez19



 


El futuro del Puebla en el próximo 2020 luce sombrío porque, a pesar de que Manuel Jiménez, presidente y supuesto dueño del equipo de la Angelópolis se ha encargado de asegurar que La Franja no irá a ninguna parte, los estados de Yucatán y Sinaloa se han apuntado para adquirir una franquicia de Primera División.



El Club Puebla terminó el 2019 con más incertidumbre que con certeza, pues el futuro de la institución está en peligro para el 2020, una vez que termine el convenio que tienen los hermanos López Chargoy con el Grupo Salinas, mismo que vencerá a mediados del próximo año.


A finales de este 2019, los rumores de una posible venta se incrementaron. Los gobernadores de Mérida y Sinaloa ‘levantaron la mano’ para llevarse a un equipo de Primera División a sus respectivos estados y TV Azteca escuchó ofertas, pues Puebla no es negocio para el futbol mexicano.


Al igual, la afición camotera abandonó al equipo, cansada de los malos resultados de no calificar a la Liguilla. Ni en el Clausura ni en el Apertura los aficionados acudieron al Cuauhtémoc y en ninguno de los dos torneos promediaron más de 20 mil aficionados en el coloso de la colonia Maravillas.


Para rematarla, festejó su 75 Aniversario en medio de la soledad, pues ni el partido ante Betis logró llenar el inmueble dos veces mundialista.



Mayo del 2020 es la fecha límite para conocer el futuro de La Franja. La Televisora del Ajusco dejará de tener injerencia sobre el club, por lo que están dispuestos a vender al equipo si es que los hermanos López Chargoy, antiguos dueños, deciden no volver a incursionar en el futbol.



Al inicio de este 2019, el Puebla ya no contaba con servicios de luz, por lo que tenía que operar con una planta externa para alumbrar sus partidos de local en el Estadio Cuauhtémoc.


Otro problema que sufrió el club fue el desalojo del Estadio Ignacio Zaragoza por parte del gobierno, lugar donde entrenaban las categorías inferiores del Puebla.



El Puebla contrató a una gran cantidad de jugadores durante el año, sin embargo ninguna de las 17 incorporaciones pudo erigirse como el líder que esperaba el conjunto camotero, como Matías Alustiza.



La Franja empezó el año con Enrique Meza, quien sólo duró cinco jornadas del Clausura 2019 y fue destituido por José Luis Sánchez Solá, pero sólo permaneció cinco fechas del Apertura 2019 para dejar su puesto a Juan Reynoso, quien sólo logó el penúltimo lugar de la tabla general al término de la fase regular del torneo.



Con 66 goles, Matías Alustiza se convirtió en uno de los referentes de la institución durante los últimos años, sin embargo por diferencias con Juan Reynoso, actual entrenador, salió del equipo ‘por la puerta de atrás’.


Mientras que Luis Noriega, el último de los ‘Chelís boys’ que consiguió el ascenso en el lejano 2007, llegó al Puebla, pero su veteranía (34 años) hizo que sólo jugara ocho minutos en este 2019.



A pesar de que la directiva poblana se ha jactado de tener un buen desarrollo de fuerzas básicas, la realidad demuestra lo contrario puesto que, desde el arribo de Manuel Jiménez al club previo al Apertura 2017, sólo Vladimir Loroña pudo hacerse con un hueco en el 11 titular antes de ser vendido a Tijuana.



Con 28 goles en 81 partidos, Lucas Cavallini dejó al equipo para enrolarse en el Vancouver Whitecaps de la MLS al término del Apertura 2019; sin embargo, la mente del canadiense nunca estuvo al cien por ciento en el equipo para la segunda mitad del año por su pase frustrado a Cruz Azul.



Si durante el Clausura 2019 el promedio de asistencia al Cuauhtémoc fue de 19 mil 341 espectadores por partido (41.21 por ciento de la capacidad del estadio), el número para el Apertura disminuyó a 16 mil 828 aficionados a pesar de todas las promociones lanzadas por la directiva para generar convocatoria.



Con bombo y platillo se anunció que el Puebla jugaría contra el Betis para celebrar el 75 Aniversario del equipo. Pastel gratis, autógrafos, convivencia con sus ídolos y ni así respondió la afición, pues sólo 27 mil personas presenciaron la victoria camotera (2-0).

archivo historico