Lunes, 21 de Octubre del 2019

Diputados morenistas se quitan la máscara: se tachan de corruptos, opacos y nepotistas

Jueves, 14 Marzo 2019 02:59
Diputados morenistas se quitan la máscara: se tachan de corruptos, opacos y nepotistas

Alonso Granados reveló que legisladores afines a Biestro se han visto beneficiados. A gritos desde sus curules los legisladores comenzaron a arremeter en contra de JJ y Héctor Alonso para tildarlos de misóginos

Luis García

@luis_ggarnica



La pugna al interior de Morena por la candidatura al gobierno de Puebla finalmente exhibió la ruptura entre los diputados del bloque legislativo de Juntos Haremos Historia, como José Juan Espinosa Torres, Héctor Alonso Granados, Rafaela Vianey García Romero y Gabriel Biestro Medinilla, que en el Pleno del Congreso del Estado se tacharon unos a otros de corruptos, opacos, de infiltrar a sus familiares a la nómina de la administración estatal y hasta de desviar recursos públicos.


Fue este miércoles en sesión ordinaria, durante la discusión de dos dictámenes para reformar la Ley Orgánica del Poder Legislativo para facultar a la Contraloría Interna para sancionar a los trabajadores del Congreso local y para garantizar la paridad de género en la integración de las comisiones, en donde se desató la guerra de señalamientos entre los diputados de Morena, PT y Encuentro Social.


Desde tribuna, el diputado José Juan Espinosa se inconformó por la iniciativa para integrar las comisiones de manera paritaria, pues aseguró que si bien no son correctas las muestras de machismo y ‘agandalle’ por parte de los hombres, el diputado del PT mencionó que tampoco es correcto irse a los extremos e instaurar un matriarcado.


En ese sentido, el diputado Héctor Alonso Granados exigió que tanto hombres como mujeres sean tratados como iguales, pues comentó que la integración de las comisiones debe darse de acuerdo con las capacidades de los legisladores y no por una cuota de género.


Esto generó la molestia de diputados de Morena como Gabriel Biestro Medinilla, Rafaela Vianey García Romero, Bárbara Morán Añorve, por referir algunos, que convirtieron el Pleno del Congreso local en un tianguis, pues a gritos desde sus curules comenzaron a arremeter en contra de estos dos, al punto de tildarlos de misóginos.


Pese a que la reforma fue aprobada por unanimidad, la confrontación entre los legisladores de la coalición lopezobradorista se trasladó a la discusión para facultar a la Contraloría Interna para investigar y sancionar a los trabajadores del Congreso, incluidos los diputados.


Fue ahí donde Alonso Granados aseguró que los diputados afines a Gabriel Biestro se han visto beneficiados, al colocar en la nómina del Gobierno del Estado a sus familiares y amigos.


Incluso, acusó al presidente de la Junta de Gobierno de desviar recursos públicos para pagar comidas en restaurantes con cargo al Legislativo local y de ocultar los organigramas y las plazas disponibles al interior del Congreso para los trabajadores.


Ante esto, Gabriel Biestro se limitó a rechazar las acusaciones en su contra y afirmó que toda la información del Congreso del Estado es pública.


La ‘cereza del pastel’ llegó cuando el diputado del PAN, Oswaldo Jiménez López, se ‘pitorreó’ de los morenistas al asegurar que es una cuestión ‘muy divertida’ observar cómo los diputados de Juntos Haremos Historia se despedazan entre sí.


 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico