Jueves, 25 de Febrero del 2021

Gladis y Mario Alberto, homicidas de Fátima, pueden estar escondidos en Puebla ¡Ayúdanos a encontrarlos!

Miércoles, 19 Febrero 2020 10:53
Gladis y Mario Alberto, homicidas de Fátima, pueden estar escondidos en Puebla ¡Ayúdanos a encontrarlos!

Los presuntos responsables del asesinato de Fátima ya fueron identificados, sin embargo ambos se encuentran prófugos por lo que se pide ayuda para localizarlos.

Staff/ Diario Cambio

@Diario_Cambio



La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México busca a Gladis Giovana Cruz Hernández y a Mario Alberto Reyes Nájera, presuntos autores del secuestro y homicidio de Fátima, mismos que estarían escondidos en el estado de Puebla.


Los sospechosos están prófugos, sin embargo, se implementó un operativo especial para capturarlos tanto en Puebla, Estado de México y Morelos, en donde se presume se ocultan de las autoridades.


Evidencias apuntan que Gladis Giovana Cruz Hernández, fue quien se llevó a la menor de la primaria Enrique Rébsamen al domicilio que fue cateado ubicado en la calle de Juan de Dios en donde se encontraron algunas pertenencias de la niña y documentos de sus padres. Luego la entregó a Mario Alberto Reyes Nájera, quien la agredió sexualmente y después la asesinó.


La mujer fue identificada como Gladis Giovana, rentó una casa en la calle San Felipe de Jesús número 17, en la colonia San Felipe, alcaldía Xochimilco.


Fue ayer por la tarde cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Policía de Investigación (PDI), catearon el domicilio de acuerdo a la información proporcionada por el casero.


Resultado de imagen de catean casa de fatima


En la vivienda encontraron rastros de sangre que correspondían a Fátima; ropa, zapatos, un suéter y documentos relacionados con los padres de la menor, por lo que se indaga si los agresores conocían a la familia de la pequeña y si se trató de una venganza, pues el móvil no se ha determinado.




La dependencia investigadora solicitará una orden de aprehensión para ambas personas por diversos delitos, alcanzando  hasta 80 años de cárcel.




Con información del El Universal