Domingo, 29 de Noviembre del 2020
Martes, 17 Noviembre 2020 00:23

El delito de evasión de empleos —Sobre la reforma a las outsourcing—

El delito de evasión de empleos —Sobre la reforma a las outsourcing— Escrito Por :   Silvino Vergara

«En política: si las cosas no cambian, es porque siguen igual». El Filósofo de Güémez


 

La presidencia de la república ha estado mencionando a los cuatro vientos la procedencia de una reforma sobre las empresas denominadas «outsourcing»; incluso, ha sostenido que tal reforma resulta trascendental atendiendo a que hay grandes evasiones fiscales y, por su parte, afectaciones alevosas a los derechos de los trabajadores. Por ende, esta iniciativa se ha materializado el pasado 12 de noviembre de 2020, pero no contiene nada nuevo ni nada que pueda hablar de una transformación en el sistema jurídico mexicano; en resumen, es lo de siempre.

 

Lo que se está proponiendo con esta iniciativa de ley, ya presentada en el Congreso de la Unión, es combatir la evasión impositiva a través de estas empresas, como ha sido en los últimos 25 años en este país; es decir, nada nuevo. Esta una «reforma» que se trata, más bien, de controles y, sobre todo —lo favorito de las últimas legislaturas— de criminalización: conductas que —se asume— no deben ser llevadas a cabo. Entonces, el legislador lo que hace es convertirlas en delitos, aumentar las penas y, ya en casos menos graves, crear toda una serie de infracciones y multas desproporcionales.

 

La propuesta en mención no tiene nada nuevo, no hay nada que amerite ser mencionado porque es lo mismo que ha sucedido desde hace mucho tiempo en nuestra nación, es decir, se usa la legislación penal, más no el derecho penal, que es muy distinto. Por ende, el ejecutivo en turno tuvo a bien imponer más delitos y, de paso, infracciones y sanciones económicas, como si esto fuera la llave maestra para contener todos los problemas y, sobre todo, para promover el empleo y combatir la evasión de contribuciones.

 

Así, en la iniciativa de la reforma de las «outsourcing», se establece que éstas son conductas de defraudación fiscal calificada. Así: «[…] utilizar esquemas simulados de prestación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas, descritas en el artículo 15 D […] o realizar la subcontratación de personal a que se refiere el primer párrafo de dicho artículo». Esto quiere decir que se está criminalizando este tipo de conductas, pero al grado más elevado, al sostener que, con ellas, se comete el delito de «defraudación fiscal calificado», lo cual implica el aumento de la pena normal. Con lo que se da la impresión de que se está combatiendo de frente la evasión fiscal y, por ende, que se está fomentando el empleo.

 

Sin embargo, esto no es así. Ya hay bastantes experiencias amargas al respecto, aunque parece que no entendemos lo sucedido. Una de ellas es el caso de que, desde que se implementó el delito de «feminicidio» en México, éste no ha disminuido; por el contrario, se ha multiplicado. Lo mismo ha sucedido con la legislación represiva respecto de la desaparición de personas, pues sigue ocurriendo; y así, podemos seguirnos con un sinnúmero de ejemplos que, lejos de aminorar esas conductas, en realidad, por alguna razón, provocan lo contrario.

 

En el caso que nos ocupa, es evidente que hay dos problemas: uno son los niveles de desempleo que tiene el país, a un grado ya preocupante, y otro es que contamos con el problema de la evasión fiscal por la existencia, en parte, de esa modalidad de las «outsourcing». Problemas que —se ha asumido— con estas medidas punitivas, se van a resolver; pero no es es así, pues, lejos de que, con estas regulaciones, se fomente el empleo y se evite la comisión del delito de evasión fiscal, posiblemente, lo que suceda es que esta legislación será la responsable de configurar una puerta grande para el desempleo o, bien, para el empleo informal. Lo que podría suceder es que, en vez haber contrataciones formales, todas sean informales y que ni siquiera alcance para los servicios mínimos de seguridad social. Por lo cual, el riesgo de que se implementen estas reformas fiscales y laborales es que, en lugar de combatir la evasión impositiva, propague la creación de «la evasión de empleos».

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •