Jueves, 09 de Julio del 2020
Martes, 31 Marzo 2020 02:33

Claves para que la pandemia no se vuelva un problema fiscal

Claves para que la pandemia no se vuelva un problema fiscal Escrito Por :   Silvino Vergara

“La pandemia —con su terrible balance diario de muertos— hace aún más visible y urgente la carencia de instituciones globales adecuadas”. Luigi Ferrajoli


 

En las últimas noticias se ha puesto a la luz pública que muchas de las naciones han implementado programas de prórrogas fiscales, facilidades de pago, condonaciones, subsidios, etc., a sus connacionales contribuyentes. En tanto que en México sigue ausente una prórroga para el pago de los impuestos y, por su parte, las autoridades fiscales federales continúan con los procedimientos de fiscalización. Esto ocurre porque, con las políticas públicas del Estado, no se pueden establecer esas medidas que otras naciones sí han hecho y que facilitan la vida de los contribuyentes en una crisis económica que —se sostiene— es la más complicada en los últimos 40 años. Aquí no ocurre porque, en parte, el gobierno mexicano está impedido a causa del desprecio que el sistema tiene por los contribuyentes. Por otro lado, debido al aumento del dólar en un 28% y a la disminución del valor del barril del petróleo a grado tal que resultaría más factible dejar de extraerlo durante un tiempo que hacerlo y venderlo al precio en que se encuentra. No obstante, hay puntos clave que deben ser considerados antes de que esta pandemia acabe con la frágil economía del país, provoque un desempleo generalizado y, finalmente, reviente a los contribuyentes. Antes de todo eso, todavía hay tiempo para considerar:

 

  1. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no enviar notificaciones por buzón tributario ni, desde luego, de forma personal.
  2. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no enviar invitaciones, sobre todo en las que haya que acudir a las oficinas del sat.
  3. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no llevar a cabo procedimientos de ejecución, como embargos de cuentas bancarias, de cuentas por cobrar, etc.
  4. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no iniciar facultades de comprobación.
  5. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no revocar certificados de sello digital.
  6. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio para no publicar en el Diario Oficial de la Federación el listado de proveedores con operaciones inexistentes.
  7. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no llevar a cabo verificaciones de domicilio fiscal.
  8. No detener los trámites de devolución; sin embargo, hay que considerar, en los requerimientos, la prudencia de no exigir documentos que son excesivos o, bien, que requieren elaborar papeles de trabajo sumamente complejos.

 

Y estas mismas circunstancias problemáticas las atraviesa el Instituto Mexicano del Seguro Social; por ende, las mínimas claves provisionales pueden ser:

 

  1. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no llevar a cabo verificaciones de domicilio y como consecuencia la baja del registro patronal.
  2. Plazo, por lo menos hasta el 15 de junio, para no dar de baja a trabajadores en el programa que está llevando a cabo el Instituto Mexicano del Seguro Social detectando supuestas personas que no son empleados de los patrones para beneficiarse de los servicios de salud.
  3. Corregir el programa de persecución a las empresas denominadas outsourcing, en el que están dando de baja a los trabajadores; pues el principal afectado es al que están desprotegiendo: al trabajador.
  4. Prórroga para no cobrar recargos por cuotas y aportaciones de periodos y bimestres que se estén venciendo en estas fechas.
comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •