Martes, 24 de Noviembre del 2020
Jueves, 22 Octubre 2020 02:33

Nancy vs Alejandro: máscara contra cabellera

Nancy vs Alejandro: máscara contra cabellera Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

La casona de Xicoténcatl es un inmueble colonial que entre los años 1600 a 1700 fue seminario, colegio y hospital.


 

En el México de las instituciones se remodeló para dar cobijo a la Cámara de Senadores; en su patio central una estatua majestuosa de Belisario Domínguez parece observar el cauce, las corrientes y los protagonistas de la vida política del país. 

 

Hace unas horas en ese recinto de trascendencia histórica comenzó la batalla por la gubernatura poblana que se librará el año 2024.

 

Si todo marcha como hasta ahora, es claro que hay dos cartas que abiertamente buscarán el despacho principal de Casa Aguayo y ambos ocupan escaños en la Cámara Alta.

 

Nancy de la Sierra Arámburo y Alejandro Armenta Mier son las dos figuras que habrán de lanzar toda su batería de misiles para llegar a la próxima gubernatura. Además de misiles, también utilizarán explosivos, petardos, flechas y hasta con la cubeta se van a dar conforme avance el tiempo.

 

Por momentos la pugna llegará al nivel de la lucha libre, en un auténtico duelo máscara contra cabellera. En otros será una pelea callejera.

 

En otra esquina del cuadrilátero todo indica que los miembros del gabinete barbosista tienen indicaciones precisas de no moverse; no incurrir en el error de hacer futurismo.

 

Es evidente que el gobernador ejerce una disciplina cuasi castrense en su administración y aquél que ose moverse más allá de sus funciones terminará en el ostracismo, aquel círculo que faltó describir en la Divina Comedia.

 

Por su parte, el eterno aspirante Fernando Manzanilla Prieto también buscará ser candidato del PES o incluso del PRD, tal vez de Redes Sociales Progresistas, a lo mejor de Movimiento Ciudadano; en medio de la desesperación, puede pedir asilo en Fuerza Social por México de Gerardo “Gerry” Islas Maldonado. Pero ningún partido serio le dará cobijo.

 

Manzanilla tenía dos roles. De álter ego del morenovallismo pasó a convertirse en detractor del mismo morenovallismo. Sin su cuñado es una sombra, un alma en pena que recorre los pasillos de la política poblana buscando un regazo.

 

En Cúpula nos hemos preguntado en varias ocasiones: si Fernando es chilango, ¿por qué no lo vemos jugar en las ligas nacionales? ¿Por qué no está al lado de Sheinbaum, de Ebrard, de Álvarez Icaza? 

 

Porque en realidad sigue siendo la sombra de su difunto cuñado y ahora por enésima ocasión buscará ser candidato.

 

Pero volvamos a los aspirantes serios.

 

La discusión sobre los fideicomisos fue el pretexto que Nancy y Alejandro utilizaron para lanzarse uno contra el otro, pero es evidente que sus diferencias tienen un fondo mucho mayor; lo que estamos viendo fue el primer campanazo de una puja que se mantendrá hasta el 2024.

 

En este contexto, Barbosa Huerta permanecerá distante. En las videoconferencias de prensa no faltará la pregunta sobre la pugna.

 

Pero como gobernador mantendrá en discreto sigilo, en estricta reserva su derecho de veto. Mismo que ejercerá en el momento indicado. 

 

Al tiempo.

 

Como siempre, quedo a sus órdenes en  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •