Martes, 24 de Noviembre del 2020
Lunes, 09 Noviembre 2020 00:51

Goebbels, Esparza y las guerras de la propaganda

Goebbels, Esparza y las guerras de la propaganda Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

“Individualizar al adversario en un único enemigo”. Goebbles.


 

Fue el estratega Paul Joseph Goebbles quien le explicó a Adolfo Hitler la importancia de la propaganda política.

 

El asesor era un orador consumado; tenía un doctorado en filología germánica, la ciencia que estudia los textos y la evolución lingüística de un pueblo o una nación. Joseph entendía la profundidad que entrañan las palabras y las imágenes para dirigirse a una sociedad.

 

Él entendió que no bastaba con tener miles de armas, fusiles, granadas, tanques de guerra y aviones para avanzar por Europa.

 

No, eso no era suficiente. Había que crear una ola, un gran movimiento social de apoyo al Führer. Pero al mismo tiempo que esa maquinaria, admirada por su pueblo, hiciera temblar a sus enemigos.

 

Esta breve descripción del propagandista nazi viene a cuenta por la batalla mediática que ha iniciado Alfonso Esparza Ortiz, el rector de la BUAP.

 

En horas recientes académicos y docentes realizan videos en los que expresan solidaridad y adhesión al “Tío Poncho”.

 

Debe decirse; jurídicamente el académico está perdido; las evidencias en su contra son demoledoras; los argumentos apuntan a un monto de mil millones de pesos en anomalías.

 

Por eso Poncho grita desesperado implorando el auxilio del Gobierno federal. Pero la respuesta no llega y es poco probable que López Obrador intervenga en su favor.

 

Hoy conviene recordar que la batalla jurídica está decidida y determinada.

 

Lo que aún falta por ver es la maquinaria de la propaganda.

 

En el círculo rojo; en la esfera política, en los altos niveles académicos saben perfectamente que Esparza se ha beneficiado con el presupuesto de la Benemérita. Para nadie en la cúpula poblana es un secreto el desbordado lucro personal.

 

Lo que hace falta es una gran maquinaria de propaganda que llegue a todos los sectores de la sociedad poblana. 

 

Esparza no solamente debe ser procesado; también debe ser lapidado en la plaza pública.

 

Solo así la encomienda será completa.

 

Miscelánea poblana

 

Andrés Artemio y su tacto político propio de un hipopótamo

 

Lo hemos dicho en innumerables ocasiones; el edil suplente de Tehuacán, Andrés Artemio Caballero López, no ata ni desata.

 

En días recientes hizo una alianza con la persona menos indicada. Sí, con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

 

Este sujeto tiene el mismo tacto político que un hipopótamo. Por un lado afirma y declara que busca un acercamiento con el gobernador Barbosa Huerta y por el otro se reúne con una de las personas que aborrecen en Casa Aguayo.

 

En horas recientes las redes sociales de Tehuacán se volcaron contra el alcalde por el convite que ofreció a la edil poblana.

 

Mole de Caderas, mezcales, tequilas, mariachi y música en vivo para agasajar a alguien que tiene el mismo futuro político: un lugar en la nada.

 

Pero sobre todo la sociedad repudió el doble lenguaje. Mientras la campaña oficial reza: “Guarda la sana distancia, usa cubrebocas, queremos familias sanas”, por otro lado hace una comilona para 200 personas, sin distancia alguna.

 

Hay otro factor que conviene subrayar.

 

La sociedad tehuacanera es una de las más lastimadas en su economía. Muchas maquiladoras han hecho recortes de personal; las grandes cadenas comerciales se llevan las ganancias, mientras el comercio local está agonizando.

 

La economía está en un nivel crítico. Frente a este escenario, una comilona en la que se derrocharon los recursos públicos es una ofensa, un insulto a los grandes sectores sociales de Tehuacán.

 

Pero el alcalde suplente ni siquiera se da cuenta que está hundido.

 

Como siempre, quedo a sus órdenes en   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •