Viernes, 14 de Agosto del 2020
Viernes, 24 Julio 2020 02:54

El IFE-INE, creación de Salinas para cuidar sistema/régimen/Estado del PRI

El IFE-INE, creación de Salinas para cuidar sistema/régimen/Estado del PRI Escrito Por :   Carlos Ramirez

A pesar de que una de las responsables de seleccionar a los nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), afirmó que este organismo había sido producto de un grito de “ya basta” de la sociedad, en realidad, el IFE-INE fue una creación magistral del presidente Carlos Salinas de Gortari para transitar de una Comisión Federal Electoral a un organismo manejado por una élite intelectual vinculada al Grupo (A)Nexos.


 

La sociedad mayoritaria dejó pasar el fraude de 1988. Salinas se vio presionado por la globalización del Tratado y cedió a medias en dos organismos semi autónomos: la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el IFE. La clave del funcionamiento fue hacerlos depender de los hilos centrales del Estado autoritario priísta y creó dos oficinas en apariencia autónomas, pero en los hechos garantes del funcionamiento del sistema-PRI… aún sin el PRI.

 

El primer consejo ciudadano del IFE no fue ciudadano. Su presidente fue José Woldenberg, un representante del Grupo (A)Nexos entonces orgánico a Salinas. La coartada de Woldenberg fue su militancia en las dos derivaciones del viejo Partido Comunista, el PSUM y el PMS. Sin embargo, pertenecía a la izquierda institucional atada al modelo ideológico del PRI. Ahí, en el acuerdo Salinas-Nexos está el huevo de la serpiente del hoy INE.

 

De Woldenberg a Lorenzo Córdova Vianello, se ha creado un cruce de intereses de élites, de grupos de poder que atravesaron los valores del PRI, del PAN y del PRD, los tres partidos funcionales al sistema-PRI: construir una democracia procedimental que deje en manos del Estado (priísta) los mecanismos electorales. A diferencia de otros Estados que son cuerpos plurales, en México, el Estado fue, es y será priísta, mientras no se reconstruyan el sistema político y el régimen de gobierno.

 

En la designación de los últimos cuatro consejeros electorales, la sociedad se distrajo con el mecanismo de nominación y votación, pero quedó ajena a la estructura de funcionamiento del INE como guardián supranacional del régimen priísta. El funcionamiento de la institución gira en torno a un consejo general, designado por los partidos para vigilar… a los partidos. Sólo en países de democracia autoritaria los partidos se vigilan y complacen a mismos. Los nuevos cuatro consejeros llegan como cuotas a Morena, partido mayoritario.

 

El INE se ha convertido en un organismo autoritario, con reglamentos que se imponen sobre la Constitución; varios periodistas estuvieron a punto de ser encarcelados por ejercer la libertad de expresión y, según Córdova, violar reglamentos operativos. El absurdo fue destruido por el Tribunal Electoral, que tumbó sanciones y castigos porque Córdova estaba coartando la libertad de opinión.

 

El mecanismo de consejo general, votado por partidos, y la presencia de partidos en ese mismo consejo, exhiben el absurdo de la democracia mexicana que se acota a sí misma. Mientras los partidos voten consejeros y a la vez tengan asientos en el consejo general, la democracia mexicana será una pantomima, por el hecho de que consejeros y consejo general están limitados de manera directa por los partidos.

 

Una verdadera transformación electoral implicaba la reforma total del INE, la desaparición de los consejeros electorales, no sólo por caros y elitistas en sus ingresos y privilegios, sino porque constituyen un filtro al ejercicio de la verdadera democracia. La genialidad política del presidente Salinas de Gortari vendió un IFE controlado por el gobierno y Zedillo sólo sacó a Gobernación de la presidencia de ese IFE como negociación, para que los partidos de oposición aprobaran su programa anticrisis con aumento de 50% del IVA, pero dejó el control de Estado.

 

En los hechos, el INE no es autónomo. Córdova tuvo que pactar su designación. El consejero presidente Luis Carlos Ugalde fue impuesto por la maestra Elba Esther Gordillo en acuerdo con Calderón y el PAN. Leonardo Valdés Zurita fue pactado con el PRD de Los Chuchos ya atados al PRI. Cada consejero que ha tenido el IFE-INE trae compromisos con algún partido.

 

El tema electoral real es otro: el IFE-INE es una estructura salinista para perpetuar el modelo político de sistema-PRI del Estado, aunque el PRI llegue a desaparecer.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es la habilidad para vender por democracia lo que impide la democracia.

 

http://indicadorpolitico.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@carlosramirezh

 

---30---

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •